Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Consell pacta con farmacias y ortopedias la ayuda al copago

La consejera Carmen Montón firma tres convenios con los farmacéuticos y ortoprotésicos

"Nuestra prioridad es garantizar la igualdad ante la enfermedad", subraya Ximo Puig

El acto ha empezado en el Palau de la Generalitat con la firma de los convenios y ha terminado en una farmacia, donde la licenciada ha explicado ante el presidente Ximo Puig y la consejera de Sanidad, Carmen Montón, el protocolo rutinario para obtener la subvención al copago farmacéutico.

El Gobierno valenciano, que preside el socialista Ximo Puig, aprobó el pasado 29 de diciembre un decreto para eximir del copago farmacéutico a más de un millón de personas, 910.000 pensionistas con rentas inferiores a los 18.000 euros anuales y a 135.000 personas con discapacidad.

La medida, que forma parte del pacto de gobernabilidad firmado por el PSPV, Compromís y Podemos, tiene un coste estimado de 41 millones de euros. La consejera de Sanidad acordó con los colegios farmacéuticos efectuar el pago directamente a los boticarios para que los afectados no tengan que realizar desembolso alguno.

El presidente Ximo Puig se ha mostrado confiado en que "más pronto que tarde" el Gobierno de España, que atentó contra los derechos sociales con la aprobación del copago, "los devuelva". Mientras tanto, la Generalitat ayudará a que los valencianos "tengan el acceso universal que garantice la prestación".

Según Carmen Montón, desde el pasado 1 de enero, cuando entró en vigor la subvención al copago, se han beneficiado 530.462 pensionistas y unas 72.000 personas con problemas funcionales.

El requisito para beneficiarse de la subvención al copago farmacéutico -que introdujo el Gobierno español- son presentar en la farmacia la tarjeta SIP. Según datos del barómetro del Ministerio de Sanidad, la valenciana es la comunidad autónoma con una tasa mayor de abandono de tratamientos médicos recetados a los pacientes. 

Los datos de la Consejería de Sanidad alertan de que el 32% de los pensionistas no inician los tratamientos médicos y el 18% de los que lo hacen, lo abandonan.

Más información