Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Comunidad pagó 14 millones en 2014 por pleitos con trabajadores

16.790 empleados eventuales de la Comunidad han pleiteado para que les paguen trienios, la gran mayoría con sentencias favorables

La Consejería de Sanidad ha estado años sin abonar los trienios al personal temporal del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), porque consideraba que legalmente no les correspondían. Los profesionales han interpuesto por este motivo 16.790 recursos, que han ganado en su mayor parte. El Gobierno de Cifuentes ha decidido poner fin a esta situación y pagar de forma automática los trienios devengados al personal temporal a partir de este año. Un informe de la Cámara de Cuentas de Madrid sobre el ejercicio de 2014 indica que la “anómala situación” se viene produciendo al menos desde 2007.

A los auditores de la Cámara de Cuentas les llamó la atención una partida de 14.178.000 euros para “cumplimiento de sentencias” al fiscalizar la cuenta del Gobierno regional de 2014. La cantidad se incluía en los gastos de personal del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). Al pedir información, comprobaron que “la inmensa mayoría” de estas obligaciones provenían de la reclamación de trienios del personal temporal.

El trienio es una retribución mensual por cada tres años de servicio. La cuantía depende del grupo al que pertenezca el funcionario. Solo en 2014 se habrían iniciado 4.282 procedimientos judiciales de este tipo. La situación se viene produciendo “al menos desde 2007, según se deduce de las comprobaciones efectuadas”, puntualizan los auditores.

Desde ese año, la Consejería ha contabilizado 16.790 recursos. Como el tribunal no obliga a que se reconozca el derecho de forma permanente, los funcionarios tienen que seguir denunciando los trienios de periodos posteriores.

El Sermas abonará trienios a 15.000 temporales

Según las estimaciones de la Consejería de Sanidad, la tasa de personal no fijo del Servicio Madrileño de Salud se sitúa en torno al 20% de la plantilla. La Consejería anunció el 9 de septiembre de 2015, en la primera reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad de este nuevo curso político, que se reconocería el derecho de estos trabajadores a percibir los trienios de forma automática a partir de enero de 2016. La medida se aplicará a unos 15.000 profesionales.

En 2014, la sanidad madrileña contaba con una plantilla de trabajadores de 85.089 personas, lo que representa una disminución del 1% con respecto a 2013. De estos, el 78% pertenece a centros hospitalarios, el 18% a atención primaria, el 3% al Summa 112 y el 1% a servicios centrales.

Mayor desembolso

Julián Ordóñez, secretario de sanidad de UGT en Madrid, explica que el no reconocimiento del derecho de forma automática ha implicado un desembolso mayor del Gobierno regional, al tener que hacer frente a intereses y costas. “Hasta que los funcionarios pasaban a ser personal fijo, no se les pagaban los trienios y no les quedaba otra que denunciar”, señala.

Los auditores exponen en el informe de fiscalización cómo los trabajadores estatutarios del Sermas reclaman “sistemáticamente” los trienios devengados a la Consejería. “Ante la respuesta negativa del Sermas, los trabajadores acuden a los juzgados” y estos acaban dictando sentencias estimatorias de las reclamaciones, obligando al Sermas a abonar las cantidades que solicitan los recurrentes.

Fuentes de la Consejería de Sanidad aseguran que a partir de enero de este año los trabajadores temporales recibirán el importe correspondiente a los trienios de forma automática. En 2015, el Gobierno regional se planteó modificar la situación y aceptar el criterio judicial.

Los servicios jurídicos del Sermas han defendido durante estos años la aplicación del Estatuto Marco del personal estatutario, que dice que se percibirán la totalidad de las retribuciones básicas, con excepción de los trienios. Sin embargo, en los tribunales prevalece sistemáticamente la fundamentación jurídica que invocan los recurrentes, el Estatuto Básico del Empleado Público (Ley 7/2007), argumenta el informe.

“Aunque nosotros esgrimíamos unos fundamentos legales, si el criterio judicial es siempre otro, la Administración tiene que modificar su postura”, explican fuentes de la Consejería de Sanidad. Las mismas fuentes añaden que se ha adoptado la decisión lo antes posible, porque era necesario incluir la partida en los presupuestos de este año.

Cristina Cano, de la Federación de sanidad de CC OO, no se fía del anuncio de la consejería y asegura que “a día de hoy seguimos sin tener noticias del tema”. Por este motivo recomienda esperar a que saquen la orden de nóminas, que se publica hacia finales de enero. La sindicalista recuerda que su organización ha enviado cartas y reclamaciones a Hacienda para que pusiera coto a la situación e incluso ha acudido al Tribunal de Estrasburgo.

Julián Esquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), señala que han presentado más de 1.000 recursos contencioso administrativos demandando los trienios. “Ahora Sanidad da marcha atrás, pero no tenemos mucha más información sobre, por ejemplo, si van a pagar los atrasos, qué ocurrirá con quien tiene un recurso en marcha...”, plantea Esquerra. Según sus cálculos, solo habrá reclamado un 50% de los médicos afectados. Esquerra explica que aunque el número de no fijos va disminuyendo, lo hace muy poco a poco porque las oposiciones se convocan “a cuentagotas”. Además, las jubilaciones generan nuevas plazas que se cubren con personal temporal.

16790 recursos en cinco años

Número de recursos: 16.790 desde que empezaron las reclamaciones del personal temporal, al que no se abonaban los trienios como obligaba la nueva ley de 2007. Solo en 2014 se iniciaron 4.282 procedimientos.

Personas afectadas: Las estimaciones del Gobierno regional apuntan a alrededor del 20% de la plantilla, que serían unas 15.000 personas.

Presupuesto sentencias: En 2014 existían 14 millones de euros destinados al “Fondo de cumplimiento de sentencias”. Los jueces avalan de forma sistemática a los recurrentes.

Cambio de actitud: La consejería comunicó a la Mesa Sectorial de Sanidad en septiembre del año pasado su intención de modificar su forma de actuar, y empezar a abonar a partir del 1 de enero los trienios que se hubieran devengado de forma automática.

Falta de datos: Los sindicatos se quejan de que les falta información sobre cómo se va a llevar a cabo la regulación.