Selecciona Edición
Iniciar sesión

Marga Sanz abandona la dirección de EU tras siete años en el cargo

La formación perdió su representación en las Cortes Valencianas en los comicios de mayo

En las generales del 20-D se ha quedado también sin el único diputado que tenía

ampliar foto

La coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV), Marga Sanz, ha anunciado hoy durante el Consell Nacional de esta formación que deja este cargo, que ocupa desde que en enero de 2009 sustituyó a Glòria Marcos, según han indicado a EFE fuentes del partido.

El anuncio de Sanz se produce después de los últimos resultados electorales, en los que en los comicios autonómicos del pasado mes de mayo EU perdió su representación en las Cortes Valencianas al no alcanzar el 5% de los votos, y en los generales de diciembre se quedó sin el diputado que tenía en el Congreso.

Sanz (Valencia, 1951) fue elegida coordinadora general de EUPV en enero de 2009, en sustitución de Glòria Marcos, quien en septiembre de ese mismo año renunció a su escaño en el Parlamento valenciano para facilitar la entrada en las Cortes de Sanz, con el fin de que tuviera la mayor proyección política posible.

Esta licenciada en Económicas, que ha desarrollado casi toda su trayectoria laboral como profesora de Formación Profesional, aportó para la dirección de EUPV un amplio bagaje político y sindical, que se inició durante su etapa de estudiante en la Universitat de València.

En mayo de 2005 se convirtió en la primera mujer en presidir una formación comunista en España, al ser elegida secretaria general del Partit Comunista de País Valencià (PCPV), cargo que desempeñó hasta enero de 2010.

En el ámbito nacional, en 2007 fue la candidata del PCE a la primarias de Izquierda Unida para elegir al aspirante oficial a la presidencia del Gobierno, que ganó Gaspar Llamazares por un 62'5 %.

En 2011 se convirtió en la tercera mujer en optar a la Presidencia de la Generalitat, después de una legislatura convulsa por la escisión interna vivida entre los partidos de la coalición en la que EU se presentó en las anteriores elecciones, Compromís pel País Valencià, que acabó con los tres diputados de EU en el grupo de no adscritos.

Esquerra Unida, que cumplía entonces veinticinco años de existencia, consiguió en 2011 cinco escaños en el Parlamento valenciano, donde desde la primera legislatura había contado con representación, y Marga Sanz ejerció como portavoz de este grupo de la oposición que denunció casos de corrupción y luchó por la regeneración democrática.

Sanz mantuvo la portavocía del grupo hasta noviembre de 2014, cuando, tras las primarias celebradas para elegir al candidato a la Presidencia de la Generalitat, que ganó Ignacio Blanco por el 53,14 % frente al 43,84 % que ella obtuvo, le cedió a este el cargo.

En los comicios autonómicos del pasado mes de mayo, EU recabó 106.900 votos, el 4,4 por ciento, por se quedó sin representación en Les Corts, mientras que en las elecciones generales celebradas siete meses después obtuvo 111.963 (el 4,2 %), insuficientes también para poder revalidar el escaño que tenía en la Cámara baja.

Estos últimos resultados electorales, condicionados por "la imposibilidad de haber impulsado una amplia confluencia popular de izquierdas", según ha reconocido hoy su partido, han condicionado finalmente su salida.

Junto a Sanz, el conjunto de la ejecutiva ha presentado su dimisión ante el Consell Polític Nacional (CPN), máximo órgano de la formación de izquierdas, que se ha celebrado a lo largo de toda la mañana en su sede de la calle Borrull.

En esta misma reunión se ha aprobado una Comisión Política conformada por 28 personas que conducirá la organización hasta la próxima asamblea que se celebrará en pocos meses, ha informado el partido en un comunicado.

Esquerra Unida se enfrenta ahora a un periodo de transición, marcado por el objetivo de "completar la confluencia y de impulsar la colaboración entre fuerzas" que reconoce "en un ámbito político no excluyente".

Más información