Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Corte Inglés de Alicante recurre la obligación de cerrar los domingos

La empresa mantiene que peligran 170 empleos y que dejará de ganar 5,4 millones

Los servicios jurídicos de El Corte Inglés presentaron ayer un recurso de alzada ante el Gobierno autonómico en contra de la decisión de la Dirección General de Comercio de la Consejería de Economía de prohibir que la gran superficie que cuenta con dos establecimientos en la avenida de Maisonnave de Alicante pueda abrir los domingos y festivos.

La empresa cree que la medida, derivada de la reducción de la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) solicitada por el Pleno del Ayuntamiento alicantino por decisión del tripartito que forman socialistas, Guanyar y Compromís, no está suficientemente fundamentada y no existen informes técnicos que la avalen, dado que el único aportado no expone, según el recurso, argumentos técnicos que justifiquen el cierre.

La compañía calcula que la apertura de sus centros de Alicante los domingos y festivos le proporcionaba un beneficio neto de 5,4 millones de euros anuales cuya pérdida puede poner en riesgo 170 puestos de trabajo. Se da la circunstancia de que fue el compromiso adquirido con los trabajadores de la firma lo que llevó al socialista Gabriel Echávarri a considerar como prioritaria la supresión de la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística que permitía abrir todos los días a los comercios de más de 300 metros de superficie en la zona Centro, una medida que el consistorio presidido por Sonia Castedo había consensuado en su día con las principales asociaciones de comerciantes y que sólo había generado la contestación legal de los Centros Comerciales que quedaron excluidos.

El alcalde y sus socios de gobierno argumentaron que la ZGAT discriminaba injustamente a los discrepantes y, entre la posibilidad de una apertura generalizada o el cierre para todos, optaron por ésta última decisión, que fue también respaldada a última hora por Ciudadanos, que se había manifestado a favor de la libertad total de apertura. Sólo el Grupo Popular se opuso, al igual que hacen las asociaciones de comerciantes del Centro que en su día respaldaron la aprobación de la ZGAT.

La presentación del recurso se produce tres días antes del primer domingo en el que El Corte Inglés no podrá abrir, el próximo 17 de enero, segundo domingo de rebajas, puesto que ya ha entrado en vigor el acuerdo de Comercio. La empresa espera que en el plazo máximo de un mes se resuelva a su favor el recurso de alzada presentado ante la Consejería de Economía y, en caso contrario, prevé acudir a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia para que se paralice la medida.

La propuesta de nueva Zona de Gran Afluencia Turística que se aprobó en el pleno municipal de octubre reduce el área con libertad horaria comercial al perímetro comprendido entre las calles Canalejas, Calvo Sotelo, Gerona, Rambla, Explanada y Casco Antiguo, excluyendo Maisonnave. En la práctica, se trata de una declaración de libertad horaria sin efecto práctico alguno, puesto que en la zona las tiendas de menos de 300 metros cuadrados ya pueden abrir por ley cualquier día del año, y en el área declarada ZGAT no existe ningún establecimiento que supere esas dimensiones.

La declaración de Zona de Gran Afluencia Turística permitió al Ayuntamiento de Alicante obtener subvenciones de fondos FEDER provenientes de la Unión Europea para acometer el acondicionamiento de varias calles comerciales y plazas como la de Séneca-Autobuses, que ahora han quedado fuera de la misma.