Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Ayuntamiento acata el fallo de Tabacalera y revisa el planeamiento

EL TSJCV anula el cambio de PGOU y el convenio posterior con Guadalmedina

El concejal de Urbanismo pide responsabilidades a la exalcaldesa Rita Barberá

Reconoce que la reversión es difícil pero se verá la reconstrucción de las naves

El Gobierno local de Valencia acata la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que ha anulado "por ser contraria a derecho" la operación urbanística de la antigua Tabacalera de Valencia. El concejal de Urbanismo, el socialista Vicent Sarrià, ha reclamado responsabilidades a la exalcaldesa Rita Barberá, del PP, por el grave atentado patrimonial.

"No la vamos a recurrir [la sentencia] porque estamos de acuerdo con ella", ha dicho el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que ha lamentado el derribo de dos naves del histórico edificio a resultas de una operación que la oposición calificó entonces de pelotazo urbanístico.

El convenio urbanístico suscrito por el Ayuntamiento, gobernado por el PP,  y la promotora Guadalmedina "posibilitó una permuta de bienes municipales con claro perjuicio económico para las arcas públicas municipales", ha subrayado el regidor.

Urbanismo ha anunciado que una vez los servicios jurídicos municipales estudien la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ -con el voto particular en contra de uno de los magistrados- se revisará el planeamiento modificado en 2006, que acabó desprotegiendo parte del edificio industrial y recalificando el uso de los terrenos.

La sentencia considera que la operación se realizó "contraviniendo el interés público de conservación de un conjunto industrial protegido y con el único objetivo de generar suelo para una operación especulativa, que pretende la obtención de importantes plusvalías a costa de bienes protegibles y protegidos".

Sarrià ha recordado que la resolución judicial plasma aspectos que el grupo municipal socialista denunció en su día: "La sentencia confirma todos estos extremos en favor de un bien protegido", ha dicho Sarrià de Tabacalera, un edificio industrial que fue protegido en otras ciudades españolas en su integridad.

El concejal de Urbanismo ha lamentado que, por el contrario, en Valencia se optara por la recalificación de parte del suelo, por derribar una parte y firmar un convenio por el que un edificio municipal, el de la Plaza América, se diera por un precio tres veces inferior al de mercado".

Sarrià ha recordado que este fallo se ha emitido después de que el Tribunal Supremo estimara en julio de 2012 un recurso de casación presentado por Salvem Tabacalera contra el fallo inicial del TSJCV que avaló el convenio de la permuta, la descatalogación del inmueble y los posteriores derribos.

El alto tribunal ordenó al TSJCV revisar esta decisión y "admitir toda la prueba documental relativa al carácter protegible del conjunto de edificaciones".

"Es un varapalo en toda regla a la política urbanística del anterior Gobierno municipal, de la exalcaldesa Rita Barberá y de su mano derecha, Alfonso Grau, entonces responsable de Grandes Proyectos. Les ha exigido a ambos responsabilidades políticas. 

Sobre los dos solares resultantes de la intervención en Tabacalera, Sarrià ha resaltado que uno de ellos aún está sin edificar. Ha recordado que "el PSPV ya dijo que si llegaba al gobierno local reedificaría una de las naves derruidas", algo que "ahora con la sentencia se hará por cauces legales". A su vez, ha aseverado que "la edificabilidad de ese sector se llevará a otro lugar de la ciudad".

Más información