Selecciona Edición
Iniciar sesión

Wanda ve “una campaña personal de Madrid” contra ella por el rascacielos

El Ayuntamiento sigue tramitando el proyecto y ultima una reunión con el grupo chino

ampliar foto

“No ha sido el Gobierno español el que ha vetado mi propuesta, es una campaña personal contra nosotros por parte de Madrid”, opina el magnate chino Wang Jianlin. “¿Qué se hace cuando uno se topa con un problema? Ser paciente. Tú puedes hacerme sugerencias, y yo puedo contratar a un equipo de relaciones públicas o abogados para refutarlas”, añadía el responsable de Wanda en octubre, tras conocerse el rechazo de las autoridades madrileñas a su plan para reformar el edificio España tirándolo entero antes. Ahora, después de trascender que su paciencia se ha acabado, Wanda calla incluso ante el Ayuntamiento que, a falta de reunirse en unos días con el grupo chino, sigue adelante con la tramitación del proyecto.

 El grupo chino Dalian Wanda anunció el lunes que sus ingresos crecieron el año pasado un 19%, en parte por la apertura de 26 nuevos centros comerciales y 10 hoteles. El conglomerado inmobiliario, financiero y de ocio (acaba de comprar el estudio de cine estadounidense Legendary) ingresó 44.000 millones de dólares.

Wang Jianlin es la persona más rica de china y la 29ª del mundo con 27.000 millones de dólares, según la revista Forbes. El pasado mes de agosto compró el 20% del Atlético de Madrid por 45 millones de euros. En el club también crece la preocupación ante la decisión que trascendió el martes desde el entorno en España de Wanda de abandonar el proyecto de reforma del edificio España.

Se suma a las críticas cruzadas por todos los partidos políticos, y a la situación en la que queda la otra posible inversión del magnate chino en la capital: los terrenos de la frustrada Operación Campamento, donde planeaba hacer viviendas y el mayor centro acuático cubierto de Europa.

“Sorpresa” de Carmena

A la incertidumbre y el desconcierto (el gobierno municipal de Manuela Carmena admitió el martes su “sorpresa”) se añade el desconocimiento sobre los motivos de Wanda o el grado de reversibilidad de su adiós al edificio. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Ahora Madrid), ha impulsado este proyecto pero dejando claro que debía cumplir con el mandato de la Comisión Local de Patrimonio (controlada y presidida por el Gobierno regional, en manos del Partido Popular) de mantener fachada y alzados laterales.

Wanda compró el inmueble (construido en 1957, con 117 metros de altura y 28 plantas, y ubicado en la plaza de España) por 265 millones al Banco Santander en julio de 2014. La Comisión Local de Patrimonio ya había dicho en marzo de 2014 que la fachada había que mantenerla, pero Wanda volvió a consultarlo el pasado verano, alegando que la obra no era posible de esa forma.

La respuesta del organismo, que preside la directora regional de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini (PP), fue la misma: no se pueden tirar las fachadas. La Comunidad de Madrid difundió el dictamen el pasado 6 de octubre.

Tres semanas después, Wang Jianlin dio una conferencia en la escuela de negocios de la universidad estadounidense de Harvard, que terminó con una ronda de preguntas del público (casi un millar de estudiantes). “Usted ha mencionado que Wanda, al globalizarse, se ha topado con algunos obstáculos legales y culturales a nivel local. Su plan para reconstruir el edificio España fue rechazado por el Gobierno español”, inquiría uno de los asistentes.

El magnate chino respondió: “Primero, déjeme corregirle: no fue el Gobierno español el que vetó la propuesta, fue una campaña personal contra nosotros por parte de Madrid. Es un ejemplo perfecto de libertad en Occidente: cualquiera puede expresar su punto de vista y recabar firmas en una página de Internet para protestar contra nuestro esfuerzo de reconstrucción. No fue el Gobierno el que rechazó el plan. En segundo lugar, estás condenado a toparte con problemas, o cuando inviertes o durante el desarrollo. Es muy normal que ocurra. Si no hubiera problemas, no haría falta un jefe o un gestor profesional muy bien pagado. ¿Qué haces cuando te topas con un problema? Ser paciente. Poco a poco, ellos exponen sus razones. Tú puedes hacerme sugerencias, y yo puedo contratar a un equipo de relaciones públicas o abogados para refutarlas. Este asunto está aún en desarrollo, y esperamos con paciencia un resultado”.

Tras conocer la negativa de las autoridades madrileñas a su petición de tirar las fachadas, Wanda dijo que mantenía su compromiso con el proyecto. Se creó un grupo de trabajo conjunto con la Comunidad y el Ayuntamiento. Ahora, al trascender la decisión de cerrar su delegación en España y prescindir de los profesionales implicados en la reforma, el Ayuntamiento ha tratado con muchas dificultades de ponerse en contacto con Wanda, y está cerrando una reunión en los próximos días para conocer la decisión final y las razones del grupo chino.

Una reforma imposible

Wanda se ha negado a confirmar o desmentir oficialmente su marcha, que tacha de “rumor de mercado”. Así que, entre tanto, continúa con la tramitación administrativa del expediente urbanístico. El Ayuntamiento no ha denegado el permiso para reformar el edificio, simplemente ha dicho que, de acuerdo con el dictamen de la comisión, las fachadas no se pueden tirar. Wanda presentó su proyecto de reforma al gobierno municipal, que dará su visto bueno inicial la próxima semana.

El proyecto sería sometido entonces a un periodo de información pública, para ser aprobado definitivamente en dos meses. Sería entonces cuando Wanda debería solicitar la licencia de obras y lograr el permiso, entre otros de los bomberos, para realizar la reforma con total seguridad, algo que la propia empresa ve “inviable” sin derribarlo entero.

 

Tormenta política

Ahora Madrid. La concejal Esther Gómez aseguró ayer que “el Ayuntamiento tiene una responsabilidad pero también la Comunidad, ya que fue su Comisión Local de Patrimonio Histórico la que decidió darle el grado de protección al edificio”.

PSOE. La portavoz municipal socialista, Purificación Causapié, afirmó que “habría que preguntarle al Partido Popular qué promesas le hizo al inversor chino mientras gobernaba y cuáles son las auténticas razones de que Wanda haya decidido dejar este proyecto”.

Comunidad de Madrid. El consejero regional de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido (Partido Popular), se puso ayer a disposición del Ayuntamiento y de Wanda para “ayudar y mediar”. “La pelota está en el tejado del Ayuntamiento de Madrid, que es quien tiene que determinar la fórmula idónea de ejecutar ese tipo de obras”, añadió.

Ciudadanos. Su portavoz municipal, Begoña Villacís, también se ofreció a “mediar” para evitar que se produzca “un efecto dominó” que afecte a otras inversiones y resulte “muy nocivo” para la ciudad. “Si Wanda sale espantada de Madrid, podemos temer que el resto de inversores crean que no es una ciudad hospitalaria, y nos preocupa”, aseguró.

Más información