Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sonata para pareja y piano

Félix Sabroso dirige a Manuel Bandera y Bibiana Fernández en la comedia musical ‘El amor está en el aire...’

ampliar foto

<CL10.5>Chica conoce chico. Él la ama. Ella le miente. Él se aburre. Ella se enamora. Bibiana Fernández y Manuel Bandera, acompañados de un piano, son los protagonistas de El amor está en el aire... (y aquí no hay quien respire). Esta comedia-musical romántica, dirigida por Félix Sabroso, se estrenó ayer en el Teatro Infanta Isabel y describe con ironía, sorna y canciones la evolución de una relación de pareja. “Es un refresco y una llamada a la esperanza”, describe Sabroso su último trabajo. Amigo, colega, cómplice y compañero inseparable de la también directora y guionista Dunia Ayaso, que falleció en 2014 a causa de un cáncer, Sabroso retomó este proyecto tras el duelo. “A Dunia y a mí nos apetecía repetir con Bibiana [trabajaron juntos en obras de teatro como La gran depresión].Desarrollamos el proyecto juntos, pero en el camino Dunia falleció. Ahora lo hemos hecho realidad”, añade el creador, que estrena el primer trabajo en solitario del tándem.

 

La obra es una reflexión sobre el amor, realizada a través de diversas escenas en las que se intercala un amplio repertorio musical con canciones que reflejan el estado anímico de los intérpretes. “Es un trabajo muy fino porque la música está completamente integrada en la función. Entonamos canciones muy conocidas que son una continuación del texto”, describe Manuel Bandera, actor con tablas en películas musicales como Las cosas del querer o más recientemente en obras como Cabaret o Chicago. Le da la réplica Bibiana Fernández. “Cantamos, hablamos, actuamos... Es todo un desafío”, cuenta la actriz poco antes del último ensayo general previo a la función: “Me pillas como para dar a luz; tengo el pelo como las locas”, bromea.

“En realidad se trata de un homenaje a la alta comedia de los años cincuenta”, resume su creador, “y estoy muy contento con el resultado. Tanto Bibiana como Manuel se han entregado con mucho cariño y profesionalidad al proyecto. Además, hemos contado con un grupo de tótems que han realizado un envoltorio formal muy cuidado”, añade.

Se refiere al resto del equipo, como el pianista Guillermo González o el director musical Tao Gutiérrez. Los temas, desde boleros o tangos hasta composiciones de Radio Futura, Fangoria o Ella Baila Sola, han sido elegidos por consenso: “A medias entre los actores, Tao y yo mismo”, cuenta Sabroso. “Hemos realizado un recorrido muy amplio y no nos cortamos”, avisa. “Cantamos muchos trocitos de grandes estribillos”, apunta Bandera. “Pero para mí hay una muy divertida que es el arquetipo de la alegría: Vivo cantando”.

Sabroso no reniega de la vocación comercial de El amor está en el aire...: “Es una obra muy alegre, que aprovecha los diferentes momentos que pasa una pareja a lo largo del tiempo para mofarse un poco de ella. Posee mucho de nuestro sentido del humor”, concluye el director. Con nuestro se refiere al humor de Dunia Ayaso, —su pareja, su socio, su cómplice—, fallecida en 2014, y al suyo propio. “Ella formó parte de este proyecto”, apunta Bibiana Fernández. “Surgió hace tiempo, se paró y ahora todo ha vuelto a su cauce: el padre de la función toma las riendas. Estamos todos muy contentos, con muchas ganas e ilusión”, añade la actriz; “estamos llenos de amor”.