Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Barcelona capta el 60% de la financiación a ‘start-ups’ en 2015

Las tecnológicas con sede en la capital catalana levantaron 324 millones de euros

Las start-ups tecnológicas con sede en Barcelona captaron 324 millones de euros en 2015, lo que supone el 60% de la financiación conseguida el año pasado por este tipo de empresas en España, según un informe presentado este miércoles por la fundación Mobile World Capital Barcelona. El sector vivió "un año récord" a nivel estatal en el que levantó 535 millones de euros a través de 149 operaciones, casi el doble de los 286 millones recaudados en 2014.

El director general de la fundación, Aleix Valls, ha explicado que este incremento se debe al estado de desarrollo y madurez de muchas start-ups, algo que ha despertado el interés de los inversores extranjeros, que están dispuestos a inyectar cantidades más elevadas que los nacionales. En 2015, 44 fondos de capital riesgo de fuera invirtieron en este tipo de empresas. La mitad participó en rondas en las que se levantaron más de 10 millones de euros. La madrileña Jobandtalent fue la única que protagonizó una operación de tal calibre (23 millones) sin recurrir a fondos del exterior.

El comercio electrónico, el sector más atractivo

El comercio electrónico es el sector que más atrae a los inversores, lo que explica por qué la mayor ronda de financiación en España fue protagonizada por LetGo. En concreto, este tipo de empresas acapararon en 2015 el 61% de la financiación. La tecnología para empresas, como Userzoom, captó el 13%; seguida de la que se dirige al sistema financiero, que levantó el 10%.

El ecosistema de start-ups en Barcelona es variado. El 13,4% se dedica al comercio electtónico, el 12,8% al sector de los móviles y el 10,8% a los servicios para empresas.

Los mayores polos tecnológicos se encuentran en Madrid, que concentra al 27% de las 2.638 start-ups, seguida de Barcelona (26%) y Valencia (14%). El liderazgo de la capital en este sector, sin embargo, es nuevo; lo que explica por qué sus empresas consiguieron la mitad que las catalanas: 165 millones de euros. Valencia es también una zona emergente con compañías muy jóvenes, donde la recaudación se situó en los 20 millones.

Cuatro de las 10 mayores rondas de financiación fueron de start-ups con sede en Barcelona, con Letgo a la cabeza. La aplicación para la compra y venta de artículos entre particulares consiguió 92 millones de euros en septiembre. Su competencia, Wallapop, levantó 40 millones. Userzoom, una plataforma que permite analizar el uso de una página web o aplicación, captó 30 millones y Digital Origin, una empresa de servicios financieros y préstamos a través de Internet, logró 15 millones.

El ecosistema digital de la capital catalana está compuesto por empresas con una antigüedad media de 4,8 años y que ingresan un total de 6.000 millones de euros, según el informe. Dan empleo a 9.500 personas y seis de cada 10 tienen presencia en el extranjero.

La mayoría ha surgido con la ayuda de iniciativas privadas y públicas. El 55% de las start-ups locales han recibido en algún momento financiación de un business angel —inversor que hace de mentor y deja el accionariado cuando la compañía es capaz de marchar por sí misma— y una de cada tres pasó por una aceleradora de empresas. Aún así, la concentración de business angels es baja tanto en Madrid como en Barcelona, con 168 y 161, respectivamente.

Con estas cifras, la fundación prevé que los participantes de 4YFN se incrementen hasta los 12.000 asistentes y 500 inversores nacionales y extranjeros. La cita es una de las más importantes del ecosistema de las start-ups y se celebra durante el Mobile World Congress, que este año será entre el 19 y el 22 de febrero.

Más información