Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenidos un excargo de Interior y dos jefes de bomberos por soborno

Arrestan a más de 20 personas en toda España por irregularidades en contrataciones de medios aéreos

La Policía Nacional detuvo ayer a 21 personas en diferentes provincias españolas acusadas de pertenecer a una trama relacionada con irregularidades en la contratación —con dinero público— de medios aéreos destinados a la extinción de incendios. La operación fue ordenada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto (Valencia) y entre los arrestados se encontraba el ex jefe de contratación del Departamento de Interior en Cataluña, Xavier Palmés, dos altos cargos de los Bomberos de la Generalitat y el que ex director general de Interior en Valencia, Pedro Hidalgo. Los policías investigan a más de 30 personas y una veintena de empresas acusadas de amañar concursos en diversas autonomías españolas e incluso en Italia y Portugal.

Los agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) realizaron ayer registros y detenciones simultáneas en Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, Málaga, Sevilla, córdoba, Badajoz y Mallorca. La Policía Nacional sospecha que los 21 detenidos están implicados en una trama dedicada a “amañar contratos públicos para la extinción de incendios” y se les acusa de haber orquestado una organización criminal con la que cometieron los presuntos delitos de “alteración del precio en concurso público, falsedad mercantil, prevaricación, cohecho, malversación, falsedad en documento público y negociación fraudulenta a funcionario”.

Agentes de la Policía Nacional registraron ayer la sede central de los Bomberos de la Generalitat en Bellaterra (Vallès Occidental) y el parque de bomberos de Sant Boi de Llobregat (Baix Llobregat). Tras los registros detuvieron a dos altos cargos del cuerpo de emergencias que fueron trasladados a la comisaría barcelonesa de la Verneda donde se les tomó declaración. Los arrestados fueron Manel Bosch, jefe de la sala central de Bomberos de la Generalitat, y Ramon Dinares, responsable de la Región Metropolitana Sur. Ambos habían tenido responsabilidades en la gestión con los medios aéreos del cuerpo. También declararon como detenidos dos empresarios y Xavier Palmés, el que fuera jefe de Contratación y Patrimonio del Departamento de Interior cuando lo dirigía el convergente Xavier Pomés.

Los interrogatorios policiales intentaban esclarecer las presuntas irregularidades en la contratación a la empresa Avialsa de hidroaviones, naves, materiales y servicios para la extinción de incendios forestales.

La investigación policial comenzó en 2014 y tuvo su momento más álgido el pasado mes de mayo, a raíz de la detención de Serafín Castellano, el que fuera consejero de Gobernación valenciano entre 2007 y 2014 y delegado del Gobierno en Valencia desde 2014 hasta el pasado mayo. Castellano fue arrestado después de que en 2014 el exgerente de la empresa Avialsa, Francisco Alandí, denunció ante la Fiscalía que Vicente Huerta, actual propietario de la sociedad dedicada a la aviación, había regalado a Castellano un rifle y le había pagado cacerías —además de otros obsequios— a cambio de favorecer a la empresa de hidroaviones y servicios aéreos en la contratación pública para la extinción de incendios.

Entre 2007 y 2014 Castellano adjudicó contratos a Avialsa por valor de 33 millones de euros.

Prevaricación

El ex delegado del Gobierno en Valencia está acusado de prevaricación, malversación y cohecho.
Ayer también fue detenido Pedro Hidalgo ex director general de Interior de la consejería de Justicia, Interior y Administraciones Públicas de Valencia.

Avialsa ha tenido aviones contratados para tareas de vigilancia y extinción de incendios forestales y para operaciones de salvamento por el Ministerio de Medio Ambiente, la Generalitat de Cataluña, la Generalitat Valenciana, la Xunta de Galicia y el Gobierno de la Rioja, entre otros, para diferentes campañas desde 1995 hasta la actualidad.

Desde el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña se limitaron ayer a resaltar su total colaboración con la justicia y con la Policía, por lo que han garantizado que se facilitaría toda la información que fuera requerida. Además, desde Bomberos de la Generalitat se especificó que no se investiga al cuerpo de emergencias sino a dos trabajadores del mismo.

Manel Bosch, era el jefe de la División de Operaciones cuando fallecieron cinco bomberos en el incendio de julio de 2009 en Horta de Sant Joan (Terra Alta). Meses después insinuó que le habían destituido de forma encubierta tras designar a un nuevo máximo responsable de los Bomberos. El otro mando detenido, Ramón Dinares, será trasladado mañana a Sagunto donde declarará ante el juez. 

Más información