Selecciona Edición
Iniciar sesión

El TSJ anula el derribo parcial de la antigua Tabacalera de Valencia

El Supremo ordenó al tribunal, tras un recurso de Salvem, que revisase el caso que avaló

El Gobierno de Rita Barberá modificó el PGOU y destruyó varias naves del histórico inmueble

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valencia (TSJCV) ha revisado la operación de la antigua Tabacalera de Valencia, que acabó con la desprotección parcial y derribo de parte del histórico edificio, y la ha anulado por ser contraria a derecho, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. El colectivo Salvem Tabacalera recurrió la operación ante el TSJ -que primero la avaló- y más tarde ante el Supremo. 

Las excavadoras destruyeron en 2007 dos laterales del conjunto arquitectónico que fue la sede de Tabacalera, una manzana con un edificio nuclear que data de 1909. Las protestas de la plataforma Salvem Tabacalera acabaron en una demanda ante el TSJ, que en aquella ocasión avaló la modificación del PGOU de la capital y el convenio con la promotora Guadalmedina, que permitía la permuta de terrenos.

La operación se incubó en 2002 cuando la promotora adquirió el 49% de la Tabacalera a Altadis, entonces propietaria del edificio, por ocho millones de euros. Cuatro años más tarde, en 2006, se recalificaron los terrenos y se permitió el derribo de las naves laterales del conjunto arquitectónico y la edificabilidad de los solares que se generaban.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ -con el voto particular de la magistrada Desamparados Iruela- ha estudiado si fue ilegal la conversión en solares de las dos naves laterales del complejo histórico industrial. Concluye que la desprotección de parte del edificio violó las normas vigentes. "No está justificada", sentencia el tribunal.

La operación la aprobó definitivamente la Consejería de Territorio el 30 de junio de 2006 al permitir la modificación del PGOU de Valencia, que recalificó parte del suelo de Tabacalera de industrial, a dotacional y residencial, delimitó dos parcelas edificables y desprotegió las naves que luego fueron derribadas. "No parece razonable", insiste el fallo, "como siendo todos los elementos de idéntica factura, unos son merecedores de protección y otros simplemente se descatalogan y demuelen".

Victoria Marín, presidenta de la plataforma ciudadana Salvem Tabacalera, ha pedido, tras conocer el fallo, que los políticos que avalaron y autorizaron la operación urbanística -Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia y Rafael Blasco en la Consejería de Territorio-, asuman su responsabilidad. La oposición municipal socialista se opuso desde el principio a la operación porque se trató de un pelotazo urbanístico.

"Me encantaría que se recuperara el conjunto pero, al menos, que los responsables respondan por el atropello de aquella operación", ha agregado Marín.

Más información