Selecciona Edición
Iniciar sesión

Solo los canarios compran menos libros que los valencianos

La Generalitat destina 250.000 euros a un plan de fomento de la lectura

La Generalitat valenciana ha presentado este martes un plan de fomento de la lectura dotado con 250.000 euros. El Gobierno valenciano adopta la medida ante las cifras "demoledoras y dramáticas" de costumbre lectoras de sus ciudadanos. Uno de los indicadores revela que solo en Canarias se compran menos libros que en la Comunidad Valenciana.

En el acto realizado en la biblioteca del Hospital de Valencia, el presidente de la Fundació pel Llibre i la Lectura (Full), Jesús Figuerola, ha señalado que la tasa de lectura habitual se sitúa en el 71% en Europa, baja al 59,1% en España, y desciende al 56,8% en la Comunidad Valenciana.

Entre las autonomías con lengua propia, mientras el 28% de los catalanes compraron su último libro en este idioma, y lo hicieron el 12% de los habitantes de Baleares, y el 6% de vascos y gallegos, en el caso de los valencianos la proporción cae al 2%. Ello significa que prácticamente solo compran libros en valenciano los estudiantes que tienen que hacerlo de forma obligatoria, ha reflexionado Figuerola.

El plan de fomento de la lectura, que lleva por lema Llegim, llegim, llegim y se implantará en castellano y valenciano, ha sido diseñado por la Generalitat junto a la fundación que preside Figuerola, integrada por editores, libreros e ilustradores. "Las políticas practicadas hasta ahora, si es que las ha habido, han sido insuficientes", ha afirmado Figuerola.

"Un país es más decente, más digno y más capaz de afrontar el futuro en la medida en que sus ciudadanos son lectores y por tanto tienen mayor capacidad crítica", ha afirmado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

"Este no será el plan de lectura de un Gobierno, sino de la gente, porque es una experiencia de construcción colectiva en el que participan desde el principio no solo las instituciones, sino una gran cantidad de agentes convocados", ha afirmado el consejero de Educación y Cultura, Vicent Marzà.

La Generalitat ha retirado, por otra parte, el patrocinio a la última de las categorías incorporadas a los Premios Rey Jaime I, en concreto la de Compromiso Social, que estaba dotado con 240.000 euros. La distinción fue introducida por primera vez a instancias del entonces presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

El premio estaba dirigido a reconocer a personas y entidades que hubieran destacado en la mejora de la sociedad y el fomento de la igualdad, y lo sufragaban la Generalitat y la Fundación Bancaja. El galardón ya no se concederá este año.