Selecciona Edición
Iniciar sesión

Registradas 5.000 peticiones para repetir el test de conductor de Metro

Los sindicatos denunciaron que las pruebas aparecieron en Internet antes de celebrarse

Más de 5.000 personas han apoyado ya una reclamación en la plataforma Change.org para pedir la impugnación de la primera prueba para seleccionar a 360 nuevos conductores de Metro de Madrid realizada el pasado fin de semana por 11.600 personas. Parte de los exámenes y sus resultados fueron visibles en Internet antes de celebrarse la prueba del domingo, según denunciaron los sindicatos. La Comunidad ha puesto en conocimiento del juez las denuncias de la filtración.

Según las peticiones de los reclamantes, los test psicotécnicos realizados el sábado y el domingo circularon “en varios lugares” y se vendieron por Internet con anterioridad a la realización de las pruebas.

La petición en Change.org se registró después de que Metro de Madrid defendiese el lunes que las pruebas garantizaron la seguridad e igualdad de los aspirantes, tras denunciar los sindicatos que se había producido una filtración en los exámenes.

Según UGT, en las redes sociales podía verse una supuesta foto de uno de los cuadernillos de la primera de las pruebas a las que debían someterse los aspirantes, un test psicotécnico sin puntuación pero eliminatorio. Un extremo que ha negado Metro, alegando que las fotos aparecidas no se corresponden con los cuadernillos de las pruebas de aptitud utilizados en los exámenes, que tenían un formato “específico”.

Según la compañía, en las fotos distribuidas en las redes se ven pruebas en blanco y negro grapadas en la parte superior izquierda, cuando los ejemplares utilizados para la prueba eran en color y grapados en el centro.

Además, la empresa se reserva el derecho a emprender acciones legales en defensa de la transparencia del proceso de selección y “contra aquellas personas que pongan en duda la imparcialidad del mismo”.

Test a lápiz, con nombre y sin copia

- 11.600 lápices. Los sindicatos denunciaron que la prueba se realizó con lápiz, en vez de con bolígrafo.

- Nombre en el examen. Los opositores escribieron su nombre en la prueba, cuando lo habitual es que los examinadores desconozcan su identidad.

- Sin copia. Los aspirantes no pudieron llevarse una copia del examen para reclamar.

- La misma prueba. Los test del sábado y el domingo eran los mismos.

Los más de 11.600 aspirantes a ser uno de los 360 nuevos conductores de Metro de Madrid se enfrentaron el sábado y domingo en la Escuela de Ingeniería de Caminos al primero de los exámenes, una prueba psicotécnica. Metro solicitó los candidatos a ocupar las plazas de conductor a la Dirección General del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid, organismo que los preseleccionó entre los inscritos como desempleado o en mejora de empleo y que estuviesen registrados en los códigos “conductor de tren metropolitano”, “maquinista de tren” o “conductor de tranvía”.

Orden de llamamiento

Con todos aquellos que superen el test se elaborará una clasificación que determinará el orden de llamamiento de los candidatos para acceder a la siguiente fase del proceso, la del reconocimiento médico.

Por eso la Comunidad puso ayer en conocimiento del juez las denuncias de filtración, al entender que puede existir una “mala intención de boicotear” el proceso realizado.

El portavoz del Ejecutivo, Ángel Garrido, aseguró ayer que la decisión busca proteger los derechos de las personas que realizaron la prueba. Garrido indicó que la Comunidad ha encargado una auditoría de procedimientos para garantizar que la cadena de custodia de las pruebas fue la correcta. Señaló que las preguntas publicadas en las redes son las que se suelen incluir “en muchos exámenes” y que no coincidían en formato con ninguno de los cuadernillos empleados.