Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Turismo de Barcelona congela la promoción del turismo sanitario

La entidad acepta la petición de Colau de retirar temporalmente los recursos destinados a publicitar servicios médicos privados

Turismo de Barcelona, el consorcio participado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio, no destinará recursos a promocionar el turismo sanitario en la ciudad. Tras el desencuentro con el Gobierno local por haber firmado, sin consultar al Consistorio, un convenio con la Generalitat para publicitar los hospitales privados de la ciudad, Turismo de Barcelona ha accedido a la petición del Ayuntamiento de congelar temporalmente la partida que iba a destinar a esa campaña.

El plan pasaba por que la Agencia Catalana de Turismo y Turismo de Barcelona destinasen unos 160.000 euros a promocionar el turismo sanitario en una quincena de clínicas privadas de la ciudad —cuatro de ellas realizan también actividad pública a través de un concierto con el Departamento de Salud—. Sin embargo, apenas 24 horas después de la firma del acuerdo, el Ayuntamiento de Barcelona se desmarcaba del proyecto porque, alegaba, ni había sido avisado de la presentación de la campaña, ni estaba de acuerdo con el fondo del proyecto. “No compartimos que se destinen recursos públicos a la promoción de la sanidad privada, teniendo en cuenta especialmente el actual contexto de recortes y necesidades sanitarias que tiene la ciudad. La dedicación de recursos públicos ha de ir de forma prioritaria a la sanidad pública”, criticó el pasado viernes el regidor de Turismo, Agustí Colom.

Las discrepancias entre Turismo de Barcelona y el Consistorio se solucionaron ayer tras una reunión de Colom con la dirección del consorcio. La entidad accedió a no destinar dinero para promocionar servicios médicos privados hasta que el Ayuntamiento “revise y analice el convenio con la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, y con los futuros nuevos consejeros del Gobierno de la Generalitat para saber si comparten los criterios establecidos o no”.

La reunión también sirvió para reafirmar la necesidad de reforzar el liderazgo del Ayuntamiento dentro de Turismo de Barcelona. Colom indicó que es preciso que el Consistorio “ejerza un liderazgo público y tutele las acciones de promoción económica de la ciudad, dado que la gestión del turismo es una competencia municipal”.

Así, para aumentar su papel y su presencia en el consorcio y evitar que, como en el caso de la campaña de promoción del turismo sanitario, se tomen decisiones a espaldas del Ayuntamiento, Colom avanzó que se ha acordado mejorar el gobierno del consorcio para reforzar la capacidad de decisión del Ayuntamiento introduciendo nuevas figuras y mecanismos que garanticen este liderazgo del Gobierno Local. “Turismo de Barcelona es un consorcio público privado y las decisiones se han de tomar conjuntamente. La voz del Ayuntamiento ha de estar presente al máximo nivel de decisión”, apuntó el regidor de Turismo.

Más información