Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Olivas admite que fue Camps quien le propuso organizar la Fórmula 1

El expresidente valenciano y de Bancaja reconoce que la idea de crear Valmor Sports fue suya

Ampliar foto
José Luis Olivas, expresidente de la Generalitat valenciana y de Bancaja, sale del juzgado.

José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y de la Generalitat valenciana ha admitido este lunes ante el juez que fue su sucesor al frente del Gobierno regional, Francisco Camps, quien le planteó la idea de organizar la Fórmula 1 en Valencia tras comunicarle que tenía pensado celebrar un Gran Premio en la ciudad. Olivas ha declarado como testigo en una causa en la que Camps está imputado y actúa como su propio abogado, aunque ha delegado las funciones del interrogatorio en otro letrado.

El fiscal acusa a Camps y otras dos personas de haber cometido delitos societarios, de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental. El ministerio público mantiene que el expresidente dio "la apariencia" de que era una empresa privada, Valmor Sports, la que contrataba con el patrón de la Fórmula 1, el británico Bernie Ecclestone, la realización de la prueba cuando en realidad iba a ser desde el principio la Generalitat la que corriera con los gastos de la organización. Y que ello supueso eludir de forma "grosera" la obligación de sujetar los contratos a las limitaciones que fija la ley para el sector público.

Olivas ha reconocido también que después de que Camps le propusiera la idea, fue él mismo, en ese momento presidente de Bancaja, quien le expuso al entonces jefe del Consell la fórmula mediante la cual podía hacerse. A través de una empresa, Valmor Sports, en la que participara Jorge Martínez Aspar, excampeón mundial de motociclismo, con quien la caja de ahorros había tenido ya relaciones comerciales. Los otros socios serían la propia entidad financiera y el empresario Fernando Roig.

Aspar se encargó de la gestión de Valmor Sports. Para Olivas, en cambio, a partir de su constitución la empresa pasó a ser una inversión "financiera" de Bancaja, y se desentendió de su marcha, según ha declarado. Aspar está imputado en el caso junto a Camps y la exconsejera Lola Johnson.

Las acusaciones, entre las que figuran los socialistas, han preguntado a Olivas por el hecho de que Valmor Sports apenas tuviera empleados. Un hecho que hacía imposible que llevara a cabo la organización de un Gran Premio. Olivas ha respondido que Valmor apenas tenía empleados porque lo subcontrataba casi todo. Y que pese a que la mercantil figuraba como organizadora del Gran Premio y fue quien contrató con las empresas de Ecclestone, tenedoras de los derechos del Mundial de Fórmula 1, la actividad directa de Valmor se limitó a la venta de entradas, la contratación de las gradas y de la publicidad externa.

La Abogacía de la Generalitat ha preguntado a Olivas por el hecho de que el Instituto Valenciano de Finanzas aprobase avalar el préstamo para la organización de la Fórmula 1 en solo cinco días. El expresidente de la caja valenciana ha reconocido que el plazo fue corto, pero lo ha justificado alegando que en ocasiones podía utilizarse un procedimiento de urgencia.

El fiscal intenta demostrar en el procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia el gran protagonismo que tuvo Camps al idear, negociar y concretar la forma en que se celebró el llamado Gran Premio de Europa entre los años 2008 y 2012. Un hecho en buena medida público. En su momento la Generalitat publicitó las reuniones que Camps y la entonces alcaldesa de Valencia Rita Barberá mantuvieron con Ecclestone, alguna de ellas en Londres.

El rey del circo de la Fórmula 1 llegó a condicionar la celebración de un Gran Premio del Mundial en Valencia al hecho de que Camps ganara las elecciones autonómicas de 2007, como sucedió.

Olivas tiene sus propios problemas con la justicia. Además de estar imputado en los casos Banco de Valencia y Bankia, de la que fue número dos, el expresidente de la Generalitat con el PP será juzgado a finales de año por fraude fiscal y falsedad con el empresario Vicente Cotino, sobrino del exvicepresidente autonómico Juan Cotino.

Fernando Roig confirma las pérdidas

El empresario Fernando Roig, que fue el tercer socio de Valmor junto a Bancaja y Aspar, ha declarado como testigo después de Olivas y ha confirmado que fue este quien le llamó inicialmente para crear Valmor Sports. Roig ha admitido, sin embargo, que también habló de la cuestión con Camps, aunque ha matizado que su contacto con los presidentes valencianos siempre ha sido habitual. Trató con Eduardo Zaplana, después con Camps y ahora con Ximo Puig, ha dicho.

Roig ha señalado que, pese a no participar en la gestión diaria de la empresa, se preocupó de que las cuentas que se depositaban fueran correctas. Y que la mala situación de Valmor Sports, abocada a solicitar el concurso de acreedores, era por tanto conocida.

En vez de dejar que eso ocurriera, el Consell que presidía el sucesor de Camps, Alberto Fabra, decidió comprar la mercantil por un euro asumiendo sus deudas, que superaban los 30 millones.

La Generalitat justificó aquella operación ruinosa señalando que, debido a las garantías de la Administración autonómica aprobadas por Camps, dejar que Valmor quebrara resultaba más caro para la Comunidad Valenciana que comprar la mercantil con su pasivo.

Más información