Aumenta el número de pacientes en los centros públicos de la región

La Comunidad contrata a 45 profesionales para reforzar los cinco grandes hospitales

El descenso de las temperaturas y las primeras aguas han traído aparejado un aumento de pacientes en las urgencias de los 21 centros sanitarios públicos de la región. No hay una cifra oficial aún, pero la Consejería de Sanidad atribuye el repunte a diferentes patologías, sobre todo en el norte y en el este de la Comunidad. Un total de 45 profesionales (médicos, pero sobre todo enfermeros) han sido contratados de forma temporal como refuerzo ante el incremento de la demanda sanitaria, cosa que sucede cada invierno y que ya tenía programado la Consejería.

El personal contratado se suma a la plantilla que ya atiende a los enfermos en los cinco grandes hospitales de la región: La Paz, Puerta de Hierro, Gregorio Marañón, Clínico y Doce de Octubre. La mayoría de los pacientes comparten perfil: son ancianos aquejados de patologías respiratorias de diferente tipología.

Se ha descartado un cuadro de gripe, al menos por el momento, aunque existan casos aislados de esta infección vírica. Lo que está pasando no aumenta los niveles de un proceso epidemiológico. Aunque la Consejería de Sanidad ha atestiguado el aumento de pacientes que acuden al área de urgencias de los diferentes hospitales de la región, descarta que los centros estén colapsados y resta gravedad al asunto.

“Fenómeno de temporada”

Lo que sucede, dice, está dentro de la normalidad por la temporada en la que vivimos. La situación es la prevista, insiste, pues la Consejería de Sanidad ya contaba con el incremento de pacientes, como sucede cada invierno. “Se trata de un fenómeno que fluctúa y, por tanto, los recursos sanitarios se adecuan a la temporada del año en la que se vive”.

En la jornada de ayer, muchos pacientes debieron aguardar a que llegara su turno durante un tiempo mayor al que con normalidad se atiende en los centros públicos madrileños. Es el caso del Hospital La Paz, que el año pasado cumplió un siglo de vida, donde a las 14.30 de ayer aún había 60 personas pendientes de ingreso, según la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). Esta organización certifica que el servicio de urgencias de este centro está colapsado desde el sábado.

También se registraron demoras en la atención y un aumento de pacientes inusual en el Hospital Clínico. Algunos testigos aseguran que en la tarde y noche del viernes el centro estaba desbordado. La Consejería de Sanidad informa de que la atención en este lugar se demoró, como en otros centros, pero que ni ese ni ningún otro hospital dejó en ningún momento de funcionar.