Selecciona Edición
Iniciar sesión

Arrancan los interrogatorios del ‘caso Fórmula 1’ con el expresidente Olivas

En la causa está imputado su sucesor al frente de la Generalitat Francisco Camps

Los interrogatorios del caso Fórmula 1, en el que se investigan presuntos delitos societarios, malversación de caudales públicos prevaricación y falsedad documental en torno al Gran Premio que se celebró en Valencia entre 2008 y 2012, arrancan este lunes con la declaración como testigo de José Luis Olivas, expresidente de la Generalitat valenciana.

En la causa está imputado el sucesor de Olivas al frente del Gobierno valenciano, Francisco Camps. Se da la circunstancia de que Camps se representa a sí mismo en el procedimiento, pese a su escasa experiencia como abogado. De modo que en principio un expresidente interrogará a otro.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a Camps, a su exconsejera de Cultura y Deportes, Lola Johnson, y al excampeón mundial de motociclismo Jorge Martínez Aspar de graves irregularidades en la organización y desarrollo del Gran Premio de Fórmula 1.

Según el ministerio público, Camps utilizó una empresa privada, Valmor Sports como fachada para concertar la prueba con el patrón de la F-1, Bernie Ecclestone, cuando en realidad iba a ser la Generalitat la que corriera con los gastos de la organización.

El fiscal Vicente Torres ha aportado, además de las declaraciones de colaboradores de Camps y del propio Ecclestone, las evidencias de que fue el expresidente el que negoció en persona la celebración del Gran Premio, así como las condiciones del mismo. El objetivo, según esta tesis, habría sido dar "apariencia de contrato entre particulares cuando era una empresa pública la que iba a organizarlo".

El escrito del fiscal, que denunció a Camps hace un año tras las denuncias presentadas por socialistas y Esquerra Unida, mantiene que el expresidente benefició, además, a su "amigo" Aspar, que dirigía Valmor Sports, y violó de forma "grosera el ordenamiento jurídico".

Defensa de Camps

Camps ha negado las acusaciones, ha defendido la legalidad de las actuaciones relacionadas con la Fórmula 1 y ha reivindicado que su intervención en la celebración del Gran Premio no persiguió más beneficio que el reforzar el posicionamiento mundial de la ciudad y la Comunidad Valenciana.

Después de Olivas, que declara porque presidió Bancaja y esta tuvo participación accionarial en Valmor, está previsto que comparezca el empresario Fernando Roig. Este también tuvo participación en Valmor, pero se mantuvo al margen de la gestión de la empresa.

Hasta el mes de febrero hay previstas otras declaraciones, entre ellas la del ex secretario autonómico de Turismo Luis Lobón, el expiloto Adrián Campos y la ex directora de Organización de Presidencia de la Generalitat Henar Molinero.

El juez, que citó inicialmente a declarar a Camps como imputado en noviembre, atendió su petición de retrasar la comparecencia hasta que lo hagan los testigos. Además de los ya citados por el juez, la fiscalía ha solicitado que acudan al juzgado, entre otros, el expresidente de la Generalitat Alberto Fabra y la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá.

Más información