Podemos inhabilita a una diputada valenciana por un pucherazo

El partido le pedirá que deje el escaño o la expulsará del grupo en las Cortes Valencianas

Podemos ha suspendido de militancia e inhabilitado para ocupar cargos públicos y representar al partido a una de sus diputadas en las Cortes Valencianas, Covadonga Peremarch. El motivo es el pucherazo que, según ha concluido la formación, se produjo en las primarias internas de Alicante celebradas hace un año, en las que fueron inscritas como electores personas que residían en otros municipios, entre otras irregularidades.

La sanción afecta también a los exmiembros de la dirección de Podemos en la ciudad, que presentaron su dimisión en bloque el 20 de diciembre. La fuerza política reclamará el lunes a Peremarch que renuncie a su acta de diputada y, si no acata la decisión, será expulsada del grupo parlamentario.

Peremarch, licenciada en Psicología, tiene 25 años y es la diputada más joven de la Cámara autonómica. Según la investigación interna realizada por Podemos, 10 miembros del partido en Alicante cometieron irregularidades durante el proceso de elecciones primarias inscribiendo como electores a personas, incluidos algunos familiares, que residían en otros municipios. El amaño fue organizado supuestamente a través de un grupo de What’s App. Los inhabilitados también vertieron insultos y descalificaciones a través de las redes sociales dirigidos a candidatos rivales.

Uno de los sancionados, Jesús Bustos, afín a la corriente mayoritaria del partido vinculada a Pablo Iglesias, fue elegido secretario general de Podemos en Alicante con un centenar de votos de ventaja sobre su rival, Nerea Belmonte, concejal en el Ayuntamiento.

Los 10 miembros de Podemos fueron sancionados hace meses por la dirección autonómica del partido, y la estatal confirmó la inhabilitación el viernes por la noche.

El secretario general de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel, ha convocado el lunes al grupo parlamentario para reclamar a la diputada que deje el escaño.

“Todos los cargos electos del partido tienen suscrito un código ético que hace visible el compromiso de los cargos de Podemos con los valores que rigen la vocación de servicio con la que hemos venido a las instituciones”, ha afirmado este sábado el líder valenciano del partido. “No hemos venido a la política activa para ocupar sillones sino para ser útiles a las personas y cambiar la forma de hacer las cosas. Todos los cargos electos de Podemos han de actuar en consecuencia”.

La gestora que dirigirá Podemos en Alicante será elegida por las bases de forma indirecta, a través de los círculos del partido en la ciudad.

Más información