Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Acuerdos para el Gobierno en Cataluña

Las claves del acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP

Mas cede en favor de Carles Puigdemont, alcalde de Girona

Junts pel Sí y la Candidatura d'Unitat Popular han firmado un acuerdo para proclamar como nuevo presidente al alcalde de Girona, Carles Puigdemont y arrancar la legislatura en Cataluña tras tres meses de negociaciones. Estas son las claves del acuerdo que ha dado Artur Mas. 

La investidura, en primera votación: Puigdemont, que fue número tres de la lista de Junts pel Sí en Girona, será elegido presidente en la primera votación. Es la única alternativa que quedaba, puesto que el plazo para la investidura termina mañana y solo daba tiempo para una única sesión. Para lograrlo, Mas da un paso al lado y renuncia a la investidura. Según su explicación, él mismo ha señalado Puigdemont como su sustituto.

El futuro de Mas. Mas no tendrá ningún cargo, pero no se retira de la política. El presidente catalán ha aseverado que será expresidente, y se ha puesto a disposición del nuevo Gobierno para seguir trabajando. Su misión, ha asegurado, será trabajar para la refundación de Convergència. Mas se reserva la posibilidad de volver a presentarse como candidato en unas elecciones a la Generalitat: "Esta puerta queda abierta". El todavía presidente en funciones no ha decidido si sigue como diputado en el Parlament.

La CUP cede los votos de dos diputados a Junts pel Sí. A cambio de lograr la retirada de Mas, la CUP cede los votos de dos de sus diez diputados en el Parlament. Los anticapitalistas se comprometen a que los dos elegidos participarán en las deliberaciones y votarán junto a Junts pel Sí. Con 64 escaños asegurados, la coalición de CDC y ERC tendrá uno más que Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya Sí que es Pot, que tienen 63. Xavi Generó, portavoz de la CUP, ha matizado que el grupo parlamentario de los anticapitalistas seguirá teniendo, en teoría, 10 diputados, aunque dos de ellos actuarán como si fueran parlamentarios de Junts pel Sí. 

La CUP se compromete a no votar junto al resto de la oposición. Los ocho diputados que quedarán de la CUP tendrán las manos ligadas. El acuerdo establece que los parlamentarios no podrán votar junto al resto de la oposición en asuntos que comprometan la estabilidad parlamentaria del Gobierno. Eso conlleva que en votaciones en las que discrepen del Ejecutivo, como mucho, se podrán abstener. Con esa fórmula, y los dos diputados que cede la CUP, Junts pel Sí se asegura ganar todas las votaciones en el Parlament. 

Dimisiones y disculpas de la CUP. El acuerdo, según las explicaciones de Mas, establece que habrá diputados de la formación anticapitalista que renunciarán a su escaño y que la CUP reconocerá haber cometido "errores" en la negociación. Según el todavía presidente en funciones, será un gesto para corregir la tensión que ha habido durante las negociaciones. Una de las personas que podría causar baja es Anna Gabriel, la diputada que más se ha señalado en el rechazo a Mas. 

Más información