Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los Reyes Magos piden disculpas a Alicante tras visitar la casa de Castedo

La exalcaldesa, imputada por el 'caso Brugal', posó en su casa con la comitiva oficial

Los tres Reyes Magos elegidos por el Ayuntamiento de Alicante para la cabalgata oficial han pedido este viernes disculpas a esta ciudad, después de la polémica suscitada por haber visitado anteayer el domicilio particular de la exalcaldesa del PP Sonia Castedo, imputada en el caso Brugal.

Castedo colgó una foto el pasado día 6 en su perfil de la red social Facebook posando junto con Melchor, Gaspar y Baltasar de la comitiva oficial de Alicante en el jardín de su domicilio.

Esta inesperada visita no ha agradado al nuevo equipo de gobierno municipal, formado por el PSPV-PSOE, Guanyar Alacant (compuesto por Podemos y EU-IU entre otros) y Compromís, que anunció que abriría una investigación "para saber qué ha pasado" porque, a su juicio, esa actuación es "impropia" de la labor de representación de los elegidos por el consistorio para representar a los Reyes Magos.

Melchor era encarnado por el presidente de la Federación de Hogueras, Manuel Jiménez; Gaspar por el estilista oficial de las Hogueras, Miguel Angel Leal, y Baltasar por el presidente de las Fiestas de Barrios de Alicante, Rafael Martí. Los tres fueron designados por la anterior corporación municipal (del PP).

En el comunicado, escrito como una carta, los tres Reyes Magos manifiestan que la ciudad de Alicante "no merece ser noticia nacional por una visita casual" de sus Majestades de Oriente a "niños en particular".

"No nos gusta ver el nombre de Alicante si no es para ensalzar sus valores, sus playas, su clima, su gastronomía o sus fiestas, por ejemplo", señalan.

Agregan que tiene esta ciudad "un encanto especial que no necesita de publicidades absurdas, de políticas baratas, de batallas mediáticas".

Tras afirmar que no les gusta que "se hable de los hijos de nadie", indican que no saben si su actuación fue "inoportuna, si estuvo bien o estuvo mal".

"Nos pilló de paso entre otras visitas y personalmente nos quedamos con las caras ilusionadas de los niños (en este caso, niñas) que visitamos el pasado día 6 de enero, Asombradas por la inesperada visita de los Reyes Magos. ¿Era tan malo hacerlas felices?", añaden.

Los tres Reyes Magos elegidos por la corporación municipal para la cabalgata oficial desean que quede "claro" que "el motivo de la polémica visita era agasajar a las más pequeñas, sin ánimo de ofender, y convencidos de ilusionar".

"Nunca pensamos que una imagen valdría tantas palabras malsonantes. Y fuimos pensando que 'es de bien nacidos el ser agradecidos', y, además sin coste alguno, y nunca con intención de generar polémica. Y menos de publicitarla", dicen en el comunicado, firmado por los tres Reyes Magos.

Exponen que les "hubiera gustado que todo esto se hubiera mantenido en el anonimato y más aún después de ver la repercusión mediática. Pero no ha sido así".

"Y, por eso, como alicantinos, como representantes de colectivos, queremos pedir disculpas a la ciudad. Porque algo que se hizo por bien, ha acabado mal. Nos quedamos con lo bueno. Con la experiencia que nos invitó a ver felicidad en los rostros de la niñez, la alegría sorprendente de los 'peques'", manifiestan.

Los Reyes Magos expresan su "sincero agradecimiento a todas las personas" que les "han brindado su apoyo en esta odisea".

También trasladan su agradecimiento a la Concejalía de Fiestas, que dirige el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, "a su responsable asesor y a todo el personal humano que la forma por la libertad de actuación, por la gran cabalgata" que se presenció y por "las palabras sinceras".

"Esperamos que finalice pronto esta polémica, y que los niños sigan creyendo en Sus Majestades los Reyes Magos, porque no merecen esto", dicen.

"Nuestras disculpas a los ofendidos, nuestro respeto para todos, y nuestro cariño a los niños, sean de quien sean", finaliza el texto.

Más información