Selecciona Edición
Iniciar sesión

El barco para traer 1.200 refugiados a Valencia “está listo para zarpar”

La Generalitat lamenta que el Gobierno y la UE desaprovechen 2.000 plazas de acogida

“Es un fracaso social de la Unión Europea, y el Gobierno español debe abandonar su pasividad”. Son palabras de Elena Ferrando, directora general de Inclusión Social de la Generalitat Valenciana, tras la reunión con el Ayuntamiento de Alicante para tratar la situación de los refugiados (ocho) que huyendo del conflicto sirio han llegado a la provincia.

Según Ferrando, la Comunidad Valenciana está en condiciones de acoger de inmediato a 2.000 personas y apenas han llegado una treintena que, además, corren el peligro de no poder regularizar en el futuro su situación debido a que su traslado no ha seguido los protocolos establecidos para alcanzar el estatuto de refugiado.

La directora general ha explicado que la Generalitat ha ofrecido 99 plazas que asumiría directamente, “somos la comunidad que más recursos ha ofrecido”, pero que la capacidad total alcanza los dos millares gracias a las posibilidades de entidades como la Cruz Roja, ayuntamientos y otras ONG.

El Consell mantiene vivo su proyecto más ambicioso ante esta crisis, la llamada “Operación Esperanza”, una conexión marítima que la naviera Balearia cubriría entre Valencia y las islas griegas, “o el puerto que la Unión Europea determine”, que permitiría desplazar a 1.200 personas “sin tener que atravesar más que una frontera”, según ha explicado Ferrando, “y luego podrían distribuirse por España, no se trata de presumir de quién acoge más refugiados”.

La directora general ha afirmado que el buque “podría zarpar mañana”, porque está completamente equipado y la Generalitat ya ha reservado el dinero necesario para hacer frente a los gastos de combustible y mantenimiento.

En la actualidad, no existe ningún proyecto similar “porque la Unión Europea no está por la labor”, según Ferrando. “Lo que importa es que todos seamos conscientes del problema que se está generando porque la Unión Europea no es capaz de resolverlo”, ha señalado, por lo que el Ejecutivo valenciano “va a instar al Gobierno central a que demande una solución”, poniendo de nuevo a su disposición todos los recursos mencionados.

La concejala de Participación Ciudadana y Cooperación de Alicante, Julia Angulo, ha convocado con carácter urgente la mesa técnica para abordar la situación de ocho refugiados a Alicante, seis kurdos y dos afganos que llegaron a España por su cuenta a primeros de diciembre a través de la frontera de Irún tras un periplo de miles de kilómetros y se alojan, provisionalmente, en la casa de una voluntaria de la Red Alicantina de Familias de Acogida de Refugiados (Rafar).

La edil señala que han llegado “por sus propios medios”, y que “han solicitado en comisaría el estatus de refugiado”. El Ayuntamiento de Alicante tiene intención de ofrecerles alojamiento, bien en el centro juvenil de La Florida o en viviendas del Patronato de la Vivienda, así como “cualquier otra cosa que necesiten”. La concejala alicantina acusa al Gobierno central de “pasividad ante una situación que exige una actuación rápida, no podemos mirar para otro lado”.

Más información