Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un joven de 23 años sufre el primer ataque homófobo en la región en 2016

El colectivo Arcópoli pide medidas urgentes para atajar esta situación

Un joven de 23 años fue agredido el pasado día 1 en el distrito de Salamanca tras haber estado celebrando el Año Nuevo. Recibió un golpe en la espalda y un puñetazo, tras escuchar reiteradas veces insultos de “maricón de mierda”, según denunció ayer la asociación en defensa del colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTB) Arcópoli, que ha recordado a la Comunidad que “es absolutamente urgente” que dé una respuesta adecuada a este tipo de agresiones.

Los hechos ocurrieron alrededor de las siete de la mañana, cuando la víctima iba en un vagón de metro. Tres chicos comenzaron a insultarle. El joven salió rápido al andén cuando llegó a su parada, en la estación de Goya. Ya en la superficie, en la calle de Narváez, esquina con Jorge Juan, recibió un golpe en la espalda. Al volverse, sus atacantes le asestaron un puñetazo en la cara, que le hizo caer al suelo. Según la organización, los atacantes huyeron cuando otras personas acudieron a socorrer al joven gay agredido.

Arcópoli contactó con la víctima, que fue atendida por el vocal de asuntos jurídicos, Diego Rey, quien la acompañó a comisaría para que denunciara el ataque. El agente que le atendió recordó la importancia de incorporar un parte médico de lesiones. Este será unido en los próximos días a la denuncia.

El coordinador de Arcópoli, Yago Blando, recordó que 2015 se ha cerrado con el mayor número de agresiones homófobas de la historia: “Exigimos a todos los partidos políticos una postura firme y unánime contra los delitos de odio. No podemos seguir permitiendo que cada año aumente el número de víctimas”.