Colau rechaza la promoción del turismo sanitario de la Generalitat

El consistorio se desmarca de la iniciativa presentada ayer por el Departamento de Empresa y Turismo de Barcelona

La promoción del turismo sanitario en Barcelona ha provocado un nuevo desencuentro entre la Generalitat y el Gobierno local que dirige Ada Colau. Apenas 24 horas después de que el Departamento de Empresa y Turismo de Barcelona (consorcio participado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio) acordasen invertir unos 160.000 euros para promocionar la sanidad privada de la ciudad en el extranjero, el Ayuntamiento se desmarcaba ayer del proyecto. El problema era, según el regidor de Turismo, Agustí Colom, “el fondo y la forma”. El fondo porque el consistorio no comparte la propuesta de invertir dinero público para promocionar clínicas privadas. Y la forma porque el Gobierno local no fue avisado de la presentación y firma del convenio.

“Es inadmisible que el Ayuntamiento no supiese nada de la firma de este convenio”, criticó ayer el regidor de Turismo del consistorio, Agustí Colom. El edil sostiene que no tenían noticia “de que se estaba formalizando ese convenio” y reprochó a los promotores de la iniciativa haberse enterado a través de los medios de comunicación. Fuentes de Turisme de Barcelona señalaron, por su parte, que los representantes municipales en el consorcio, como integrantes del ente, conocían el programa.

El consistorio tampoco comparte “que se destinen recursos públicos a la promoción de la sanidad privada, teniendo en cuenta especialmente el actual contexto de recortes y necesidades sanitarias que tiene la ciudad”. El regidor de Turismo tildó de “lamentable” el desencuentro y censuró que se invierta dinero público en sanidad privada cuando “hay necesidades que no están cubiertas en la ciudad”. “La dedicación de recursos públicos ha de ir de forma prioritaria a la sanidad pública”, apostilló.

La marca Barcelona Medical Destination, que el jueves presentaron conjuntamente la Generalitat, Turismo de Barcelona y las asociaciones Barcelona Medical Agency (BMA) y Barcelona Centre Mèdic, prevé promocionar la ciudad como “destino de excelencia en turismo médico y de salud”, según el Departamento de Empresa. Cataluña recibe actualmente unos 20.000 pacientes extranjeros al año y, con esta nueva iniciativa, sus promotores quieren aumentar un 20% el turismo médico en una quincena de centros sanitarios privados —cuatro de ellos realizan también actividad pública a través de un concierto con el Departamento de Salud—. Para ello, la marca contará con un presupuesto de unos 300.000 euros, según reveló a Efe el secretario general de BMA, Antoni Arias. De este montante, 160.000 euros saldrán de las arcas de Turismo de Barcelona y la Agencia Catalana del Turismo.

Colom no concretó las consecuencias del rechazo del Ayuntamiento a esta iniciativa. “Primero hemos de analizar el convenio y después tomaremos las medidas oportunas”, apuntó. El regidor evitó vincular estas desavenencias “a los distintos colores que gobiernan en el Ayuntamiento y en la Generalitat” y solicitó una reunión urgente con Turismo de Barcelona para aclarar lo sucedido. Por su parte, el Departamento de Empresa declinó entrar en la discusión aludiendo que se trataba de un problema de comunicación interna entre Turismo de Barcelona y el Ayuntamiento.

El plan de acción de la marca “Barcelona Medical Destination” en 2016 pasa por asistir a encuentros y jornadas comerciales de referencia internacional, organizar presentaciones y viajes de prensa y editar una publicación específica con las empresas y los servicios médicos catalanes.