Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Supremo anula el pago de 56 millones del Consell al Gobierno

El Ejecutivo reclamaba la cantidad, vinculada a proyectos financiados con fondos de la UE

ampliar foto

La Generalitat valenciana no tendrá que pagar los casi 56 millones de euros que el Gobierno le reclamaba y que estaban vinculados con el dinero recibido por la comunidad autónoma de fondos de desarrollo de la Unión Europea en el periodo 1994-1999. El Tribunal Supremo ha anulado la resolución dictada en 2011 por el Ministerio de Hacienda basándose en otro fallo del Tribunal de Justicia de la UE.

El tribunal europeo anuló el pasado verano, a instancias del Ejecutivo, la decisión que en su día adoptó Bruselas, que consideraba que se habían producido incumplimientos en los proyectos financiados con fondos comunitarios en la Comunidad Valenciana hace casi 20 años. La sentencia del Supremo conocida ahora señala que este fallo no ha sido aportado al procedimiento seguido en el alto tribunal español por el Gobierno, como hubiera sido "esperable", sino por parte de la Generalitat.

El Supremo critica la postura del Ejecutivo por seguir reclamando los fondos al Consell a pesar de haber obtenido una sentencia que le permitirá recuperar el dinero que adelantó a la Comisión en cumplimiento de una resolución dictada por esta en 2010.

La Abogacía del Estado argumentaba que si desistía en la reclamación del dinero a Valencia, la Generalitat se beneficiaría de un "enriquecimiento injusto". Una alegación a la que los jueces responden: "Lo mismo se podría decir a la inversa, en caso de que por la Administración del Estado se recibiera por duplicado tales fondos como consecuencia de la devolución de los mismos por parte de la Comisión Europea y, por otra parte, de la Generalitat de Valencia, situación que se mantendría hasta tanto no devolviera a su vez dichos fondos a esta última".

La sentencia dictada por la sección tercera de la sala de lo Contencioso-administrativo del alto tribunal, de la que ha sido ponente el magistrado Eduardo Espín, considera, además, que el hecho de que el Gobierno "haya sido privado temporalmente de dichos fondos" no es "imputable a la Administración de Valencia".

Más información