El Parlament elige ocho senadores tres días antes de su virtual disolución

La Cámara nombra a sus representantes de la Cámara Alta en el que podría ser el último Pleno de la legislatura

El primer Parlament con mayoría independentista celebró ayer, probablemente, su última sesión de esta fugaz legislatura para nombrar a los ocho senadores autonómicos. En un Pleno de siete minutos y con sabor a fracaso entre el secesionismo, los diputados designaron a los nuevos parlamentarios. Tres diputados de la CUP no fueron al hemiciclo.

En un ambiente lúgubre y en medio de la tensión ante la inmimente y última reunión entre Junts pel Sí y la CUP, el Pleno votó a favor de nombrar a los ocho senadores con este reparto: cuatro para Junts pel Sí y uno para Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot y PP. La votación ya estaba pactada con anterioridad y fue aprobada por 122 votos a favor y nueve abstenciones. Cuatro de los 135 diputados no acudieron al hemiciclo y significativamente tres eran de la CUP visualizándose así las grietas en la formación independentista y anticapitalista. Antonio Baños, hasta ahora líder del grupo parlamentario, ya anunció el lunes que renunciaría al acta de diputado al verse incapaz de defender el no a la investidura de Artur Mas. No se sabe con exactitud porque no asistieron Julià De Jòdar ni Benet Salellas pero fuentes parlamentarias de la CUP atribuyeron su ausencia a que están de vacaciones. De Jòdar era partidario de la investidura.

Los diputados Antonio Baños, Julià de Jòdar y Benet Salellas no acudieron al hemiciclo

Con caras largas en el bando independentista y de incertidumbre en el resto de grupos —probablemente Catalunya en Comú reemplazaría a Catalunya Sí que es Pot y las expectativas no son tan halagüeñas ahora para Ciudadanos— el de ayer fue seguramente el último pleno presidido por Carme Forcadell. Cuestionada por sus comentarios críticos contra la CUP por su decisión de no votar a Mas, la presidenta se limitó a informar a los diputados de cómo debía realizarse las votaciones.

De los ocho senadores nombrados, dos repiten mandato: se trata del convergente Josep Cleries y del expresidente de la Generalitat José Montilla. Los otros tres senadores de Junts pel Sí son la exdiputada Elizabeth Abad, la exalcaldesa de Sallent, Mireia Cortes y el republicano Bernat Picornell; Xavier Alegre será senador por Ciudadanos y Sara Vilà, cabeza de lista por Lleida el 27-S y que no salió elegida, lo será por Catalunya Sí que es Pot. El popular Xavier García Albiol, que siguió la sesión desde su escaño, ha heredado el puesto de senador autonómico que ostentaba Alicia Sánchez-Camacho, ahora diputada en el Congreso.

Con toda probabilidad, la Cámara quedará disuelta el domingo pero los ocho senadores tendrán tiempo hasta ese día de retirar las credendiales. Sin embargo, difícilmente podrán ejercer su cargo porque el Senado no se ha constituido oficialmente —hay riesgo también de elecciones generales anticipadas— y porque su nombramiento decaerá con la eventual apertura de la XII legislatura.