Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PP lanza una ofensiva contra Carmena por la cabalgata de Reyes

El Gobierno municipal afirma que no se rompe la tradición y defiende los trajes de los Magos como una "elección estética"

El Partido Popular ha lanzado una ofensiva contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), por la cabalgata de Reyes. Las críticas de los populares hacían referencia a la ausencia de animales y la presencia de mujeres como Reinas Magas, pero este miércoles se han centrado en el vestuario "poco creíble" de los Magos de Oriente. El equipo municipal ha defendido que se trata de una "elección estética" que "en ningún caso pretendía ofender a nadie": "Nada de lo que se ha elegido y colocado en la cabalgata es ofensivo o agresivo".

El ataque hacia el desfile comenzó cuando la exdiputada del PP y directora del área internacional de la fundación FAES, Cayetana Álvarez de Toledo, escribió en Twitter: “Mi hija de 6 años: ‘Mamá, el traje de Gaspar no es de verdad’. No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás”. En pocas horas el mensaje fue compartido más de 10.000 veces. A las críticas se unieron numerosos cargos del partido. El concejal del PP Pedro Corral, también en la misma red social, indicó: “La lección de los Reyes Magos vestidos con cortinas de ducha no la olvidaremos jamás”.

El consejero de Medio Ambiente de la Comunidad, Jaime González Taboada, también censuró de forma abierta la cabalgata del martes: “Me encantaría que algún iluminado explicara a mi hija de 5 años por qué los Reyes son reinas, los animales no existen y la ropa no es la adecuada. Qué forma de cargarse la ilusión de los niños. Qué pena. ¿Lo siguiente qué será, Semana Santa?”. Desde las mismas filas, el alcalde popular de Alcorcón, David Pérez, se preguntó si “la señora comunista” está satisfecha “habiendo destruido la ilusión de miles de niños por sus caprichos sectarios”.

El equipo de Manuela Carmena aseguró que “la epifanía de la tradición se ha respetado en su totalidad” y que los trajes “pueden gustar o no, es una cuestión subjetiva”. Además, el gobierno municipal añadió que “nadie sabe cómo van vestidos los Reyes”: “El imaginario de cómo son los Reyes Magos es algo absolutamente personal”. El Ayuntamiento ha pedido “calma, serenidad y respeto hacia aquellos que sí pueden verse representados por esta cabalgata”. “Aceptamos que pueda generar un debate, no una polémica, porque es un desfile más moderno que el del año pasado dirigido y pensado especialmente para los niños”, aseguró.

La portavoz municipal del PSOE, Purificación Causapié, declaró que estuvo en el desfile y le pareció “una buena idea”, aunque se podría haber debatido si su realización era mejorable. “Pero lo que el PP está haciendo”, añadió, “es utilizarlo políticamente, poniendo a los niños por delante. Hay otros temas mucho más importantes que este que deberían estar preocupándonos”.

Ciudadanos, en cambio, se alineó con el PP. Su concejal para Cultura, Sofía Miranda, afirmó que el diseño de los trajes de los Reyes Magos y la cabalgata son “una gota más” en la polémica que ha rodeado la celebración de la Navidad por el Ayuntamiento. Sus responsables, afirmó, “han querido politizar una tradición que no pertenece a un partido político para dejar al margen a la ciudadanía. Lo ocurrido demuestra ciertos complejos culturales por parte del equipo de Manuela Carmena, que no acepta quiénes somos ni de dónde venimos”.

Los Reyes iban vestidos con sencillas túnicas y coronas. Melchor, el Mago anciano, llevaba una larga barba blanca, una túnica azul eléctrica con motivos vegetales en negro y una corona dorada. Un atuendo que ha sido comparado en las redes sociales con el mago Merlín del rey Arturo. Gaspar iba ataviado con una túnica rosa con dibujos de aves y plantas, en tonos amarillos, plateados y negros, además de una sencilla corona. Por su parte, Baltasar vestía una túnica verde con motivos geométricos y un turbante fucsia con plumas de faisán.

El responsable de vestuario de la cabalgata, Jorge Tutor, explicó en la presentación del desfile que había optado por alejarse del estilo barroco con el que vestían los Reyes y apostar por unos ropajes más sencillos. “Hemos huido del historicismo de los belenes napolitanos para llegar hasta colores que reproduzcan los tres elementos que representan los Reyes: el agua, el aire y la tierra”, adujo.

Anoche el revuelo seguía en Twitter, donde la etiqueta #NoTeLoPerdonaréJamásCarmena (en referencia al mensaje de Álvarez de Toledo) era la más utilizada.

Las críticas a la primera cabalgata del nuevo gobierno municipal comenzaron desde la semana pasada por la presencia de mujeres como reinas magas en algunos de los desfiles, por la ausencia de animales (especialmente de camellos) o por la eliminación de la zona VIP

Más información