Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Broadway llega al Teatro Real

La Fundación Excelentia reúne a tres solistas británicos y dos orquestas bajo la dirección de Kynan Johns

ampliar foto

En los primeros minutos los violines se apoderan de la sala. La obra de Voltaire, Cándido, convertida en melodía, llena el Teatro Real. Es la obertura y el inicio de un concierto de dos horas en el que se interpretarán las grandes piezas de Broadway. La tarde empezará con la edad de oro de los musicales para llegar a West Side Story o Los miserables. La Fundación Excelentia reúne a tres solistas, dos orquestas y 70 músicos para hacerlo posible. Todos bajo la batuta de Kynan Johns, quien ha dirigido más de 60 orquestas —entre ellas la nacional china y la Sinfónica de Israel— y explica: “He sido fan de los musicales y de la música del teatro desde que empecé. Cada una de estas piezas conecta tanto con el mundo que es maravilloso. A veces es como si los compositores de esta música de teatro nos quitaran las palabras de la boca y expresarán exactamente como nos sentimos”.

Los encargados de darles voz serán Jeremy Blossey, cantante de ópera; Damian Humbley, habitual de Broadway, y Clare Foster, actriz y cantante habitual de musicales. “Creo que el público se va a emocionar con las actuaciones de estos actores-cantantes. Incluso yo me atraganto un poco cuando Clare Foster canta Send in the Clowns, de Sondheims. Es música verdadera”, confiesa el director.

El concierto acelera con dos piezas de My Fair Lady y con 12 regalos de Navidad. Esta última con referencias a Mozart, Beethoven o Tchaikovsky, según Johns. A la vuelta del descanso y sin cambiar de escenario —la actuación es solo en versión concierto—, el Teatro Real se convierte en el Nueva York de los años cincuenta. A este escenario de bandas callejeras nos trasladan la Orquesta Clásica Santa Cecilia y la New York Chamber Orchestra. West Side Story en directo para 1.700 butacas.

La voz de Clare Foster cantando Bring him home o I dreamed a dream traslada de época y llega hasta París en el siglo XIX. Un tributo a otro de los grandes musicales: Los miserables. “Disfruto de cada momento con estos temas, no quisiera que terminaran nunca. Pero no son los únicos, todas en este programa hacen querer escucharlos una y otra vez”, asegura el director.

El concierto termina con El fantasma de la ópera. Entre medias, Damian Humbley asegura que habrá sorpresas para el público madrileño: “No sé cuánto conoce de los musicales, pero habrá un par de temas que van a conocer muy bien. Solo una pista: tienen que ver con Don Quijote”.
La fecha elegida es el día de Reyes. “Es un día solemne, como pretendemos que sea el concierto. Hay mucha expectación porque es el primero que hacemos en Reyes y en el Teatro Real, que es un marco irrepetible”, considera Javier Martí, presidente de la Fundación Excelentia. Tanto el solista Damian Humbley como Johns lo consideran uno de los teatros más prestigiosos de Europa. “Una gran parte del éxito de nuestros conciertos es solamente buen teatro y un buen teatro”, concluye John.

Concierto de Reyes Grandes musicales de Broadway. Teatro Real de Madrid. 6 de enero de 2016, a las 20.00. Entradas desde 30 hasta 95 euros.