El Estado niega haber parado la obra del paseo marítimo de Castelldefels

Sostiene que la reforma está en marcha y que se modificó el proyecto a petición vecinal

Las obras el paseo Marítimo de Castelldefels entre la avenida República Argentina y el término municipal de Sitges se están ejecutando y no se encuentran paralizadas, tal y como publicó este diario el pasado 4 de enero y según afirmaba a este diario la alcaldesa de Castelldefels, Candela López. El Ministerio de Medio Ambiente admite que el pasado 23 de noviembre se firmó una suspensión parcial del proyecto pero que, sin embargo, se suscribió un nuevo contrato el pasado 4 de diciembre de 2015, que recogía un proyecto modificado asumido por el Ejecutivo. El Gabinete asegura que se han reanudado los trabajos, que actualmente se realizan “a plena actividad”.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, responsable de la obra, asegura que se comunicó al Ayuntamiento de Castelldefels la firma del comunicado el pasado 7 de noviembre, habiendo entregado una copia del contrato el pasado 9 de diciembre. El Consistorio aseguró que el pasado 26 de noviembre recibió una comunicación por la que se suspendían las obras porque tenían un sobrecoste de 4.554 euros (sobre un coste conjunto de 2,1 millones de euros) y acusaba de la situación a la existencia de diferentes criterios entre los ministerios de Agricultura y Hacienda.

Medio Ambiente niega esa versión y señala que una vez contratada la obra “se produjeron diversas peticiones realizadas por colectivos vecinales y asumidas por el Ayuntamiento”. Asegura que esas solicitudes no fueron entregadas durante el periodo de exposición pública y de ahí que se modificara el proyecto previa suspensión temporal. “El Ayuntamiento de la localidad ha estado informado sobre todas esas circunstancias”, señala un escrito remitido por el ministerio.

Desde que se pusieran en marcha las obras del tramo del paseo Marítimo, Tecsa, la constructora adjudicataria de la obra, habría ejecutado actuaciones por un importe de unos 200.000 euros. Se han puesto de desde la base de la calzada hasta la señalización vertical y horizontal del paseo, además de la instalación del alumbrado de los accesos a la playa.

Según la versión del Gobierno central, las obras no se detuvieron nunca en su conjunto, ya que únicamente quedaron afectadas durante dos semanas algunas unidades del proyecto afectadas por el modificado. “la ejecución de la obra se viene desarrollando con absoluta normalidad, con las incidencias propias de cualquier obra pública”, concluye el ministerio.