Dos muertos a tiros en un piso de Terrassa

Las primeras hipótesis apuntan a un ajuste de cuentas entre grupos criminales

Dos hombres, originarios del este de Europa, han muerto esta tarde en un tiroteo producido en el interior de un piso de Terrassa (Vallès Occidental).

Al menos media docena de personas se enzarzaron en una discusión, por causas que se están investigando, en una vivienda situada en el número 6 de la calle Nàpols del barrio de Roc Blanc de Terrassa.

Según fuentes cercanas al caso, en un momento de la acalorada discusión una de las personas exhibió un arma de fuego. Acto seguido, comenzó a disparar hiriendo mortalmente a dos de los hombres presentes. Mientras el resto de implicados intentaba protegerse de las balas, el pistolero huyó del lugar de los hechos, según diversas fuentes, saltando por una ventana.

Los Mossos d’Esquadra tuvieron conocimiento de los hechos a las 17.55 horas, por medio una llamada procedente del servicio de emergencias 112. Un ciudadano aseguraba haber oído disparos en el interior de una vivienda del tranquilo barrio de Roc Blanc.

Diversas patrullas de la policía autonómica se dirigieron al lugar indicado. Al entrar en la vivienda, localizaron los cadáveres de dos hombres con heridas de bala en la cabeza.

Cerco al asesino

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para intentar averiguar la identidad del autor del crimen y si contaba con algún cómplice que le facilitara la huida.

Las primeros datos apuntaban ayer a que podría tratarse de un ajuste de cuentas entre grupos criminales organizados aunque no se descarta ninguna hipótesis.

Los agentes interrogaron a los supervivientes y recogieron indicios, que les puedan proporcionar pistas sobre lo sucedido, en el lugar de los hechos. Las tres personas a las que no alcanzaron las balas, conocían la identidad del autor de los disparos. Los agentes abrieron entonces un operativo para intentar cercar al autor de los tiros . Fuentes cercanas al caso investigan el origen de la discusión y que tipo de actividades “llevaban entre manos” las víctimas, los supervivientes y el autor de los crímenes.