Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El alcalde de Valencia recupera una cabalgata de la Segunda República

El desfile de `las magas Libertad, Igualdad y Fraternidad´ provoca las críticas del PP

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha recibido en el Ayuntamiento a las "reinas magas" Libertad, Igualdad y Fraternidad tras la cabalgata infantil incluida en la 'Semana de la infancia', una celebración laica recuperada hoy pero que organizó por última vez la República en 1937 para distraer a los niños de los horrores de la guerra.

Ribó y las "magas" han saludado al público desde el balcón municipal, a la conclusión de una cabalgata que ha partido de la calle Guillem de Castro y recorrido varias calles del centro de la ciudad, para finalmente llegar al Consistorio, cuyas inmediaciones se han cortado al tráfico.

Este acto laico y de tradición republicana, que no se celebraba desde 1937, ha sido organizado por la Societat Coral El Micalet y forma parte de la denominada Setmana de la infantesa (Semana de la infancia), una celebración que organizó entonces el Gobierno republicano para los más pequeños.

La cabalgata de hoy pone punto final a una semana de actividades que ha incluido conciertos (entre otros, con canciones interpretadas en los actos de 1937), lectura de poemas, exposiciones y talleres de reciclaje y papiroflexia, según sus organizadores.

Con esta iniciativa, la Societat Coral el Micalet ha querido "recuperar la fiesta del solsticio de invierno que se celebró en Valencia en enero de 1937".

Según sostienen sus miembros, las tres "magas" Libertad, Igualdad y Fraternidad representan los tres principios básicos de su "manera de ver el mundo: libertad para poder expresar libre y críticamente todas las ideas, igualdad de todos ante la ley y la sociedad, por encima de razas, creencias y sexo, y fraternidad para compartir con todos aquellos que nos necesitan todas las maravillas del mundo".

Críticas del PP

La iniciativa ha sido recibida con críticas por parte del Partido Popular. La concejal Beatriz Simón  ha asegurado que Ribó "ha querido escenificar no es otra cosa que su repudia personal hacia la Navidad y los Reyes Magos".

Para el grupo municipal del PP, el alcalde sigue estancado en 1937 "cuando los españoles, y en especial los jóvenes, ya hemos dejado atrás una época histórica de la que nadie puede sentirse orgulloso".

Según la portavoz popular, "la performance de esta mañana es una provocación más del señor Ribó dentro de su estrategia política por cambiar a su antojo personal e ideológico las tradiciones y creencias, muchas de ellas milenarias, de los valencianos, como la de los Reyes Magos de Oriente".

Más información