Selecciona Edición
Iniciar sesión

El comercio rompe el calendario de las rebajas

Las tiendas se apoyan en el decreto estatal que les da libertad para iniciarlas

El cartel de rebajas cuelga en muchos escaparates de Barcelona desde poco antes de que finalizara 2015. Numerosos comercios han acabado con el tabú y han decidido acabar con el calendario que marcaba el 7 de enero como el primer día de la campaña de descuentos de invierno. Les arropa el decreto ley que aprobó el PP en 2012. Sobre todo después de que el Tribunal Constitucional suspendiera la norma autonómica sobre comercio. De poco ha servido el acuerdo entre las patronales catalanas del pequeño comercio para blindarse ante la liberalización impuesta por el Gobierno central.

En los últimos años por estas fechas ya se podían ver rótulos anunciando promociones y descuentos puntuales. Ayer, sin embargo, en muchos comercios lucía la palabra clave. “Es la palabra rebajas la que atrae a la gente”, señala la dependienta de una zapatería en la calle del Pi que pide no mencionar la enseña.

En esa tienda, los descuentos generalizados se aplican desde el pasado 29 de diciembre. No es la única. Un gran surtido de zapaterías lucen como reclamo los descuentos. En otra consultada, en la calle Bailén, explican el motivo de avanzar los descuentos: “Hay otras tiendas que ya han empezado”. Algunos mantienen el descuento desde el 27 de noviembre, el denominado Black Friday de descuentos. Pero Vicenç Gasca, presidente de la Fundació Barcelona Comerç niega que existan muchas tiendas que hayan mantenido los precios reducidos durante tanto tiempo.

Grandes cadenas divididas

En todo caso, hay otros comercios que han optado por bajar ya sus precios, sin esperar. Especialmente los de moda. En Portal de l'Àngel, grandes cadenas como Mango, H&M y Benetton no se esconden en anunciar descuentos que alcanzan hasta el 50% del precio original en algunas prendas como reclamo para quedarse con parte de las compras de Reyes. La Confederación de Comercio de Cataluña (CCC) estima que hay en juego 850 millones de euros, entre 90 y 100 euros por persona.

Otras grandes marcas, sin embargo, han evitado entrar en la guerra. Inditex (Zara, Stradivarius, Massimo Dutti, Oysho o Uterqüe) ha renunciado. El Corte Inglés tampoco ha optado por avanzar el tradicional inicio de las rebajas y solo determinadas marcas aplican descuentos puntuales en su interior. Ni el gigante francés de productos deportivos Decathlon. Otras pequeñas tiendas tampoco han querido empezar ya el periodo de descuentos ante el temor a que, en plena campaña navideña, se le pueda escapar parte del margen del negocio en una temporada clave del año.

En manos de diseñadores

Pero a otros no les ha quedado más remedio, según admiten. En la tienda Jack Born, en la calle Argenteria, un pequeño rótulo advierte de la Winter Sale(rebajas de invierno). Su dependiente explica que lo puso el 1 de enero para aprovechar el paso de turistas, con descuentos de hasta el 40%. “¿Que si he notado mejora desde que he puesto el cartel? Mogollón. Es el peor año [2015] en mucho tiempo”, se queja. Su versión cuestiona la supuesta mejora de la demanda interna en el pequeño comercio. Otras tiendas en el barrio del Born también publicitan descuentos de hasta el 70% (La Comercial) o de máximos del 50% (Tascón).

Otros se resisten. La dependienta de un comercio de moda de la calle Banys Nous explica que esperan al 7 de enero y que, en todo caso, aplicar descuentos no estaba en su mano, sino en la de los diseñadores de las prendas que vendían. En otra de Canvis Nous (Mirlett), Núria Miró recuerda que empezó a aplicar descuentos del 10% o el 20% en algunos artículos el 20 de diciembre, a la espera de iniciar las rebajas definitivas el próximo jueves. “No me conviene hacer descuentos, pero los necesitamos para darle un poco de empuje a las ventas”, razona. Como ella, otros responsables de tiendas se quejan de que las condiciones del tiempo no han sido típicas de invierno, por lo que muchas prendas de abrigo esperan todavía comprador.

Otra dependienta consultada por la ausencia de descuentos en su comercio (Two Thirds) avanza que no se iniciarán las rebajas “hasta el primer día oficial”. El 7 de enero. Así consta en la página web del Departamento de Empresa. Y así lo defiende el secretario de la CCC, Miquel Àngel Fraile, en una entrevista a Efe: “La mayoría de comercios catalanes han realizado promociones interesantes durante los días previos, pero el 7 de enero es la fecha mágica”. “La mayoría de las rebajas empezarán el próximo jueves”, coincide Gasca.