Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los partidos de la oposición critican a Mas por ignorar la corrupción

PSC, PP y Ciudadanos censuran que el presidente implorase el apoyo de la CUP en su discurso navideño

Discurso de Artur Mas.

PSC, PP y Ciudadanos han criticado este jueves el discurso de fin de año de Artur Mas, que tras las elecciones catalanas lleva tres meses en funciones ante la ausencia de un pacto con la CUP. Los partidos de la oposición han censurado que Mas no hiciera referencia a la corrupción a pesar de la imputación de Jordi Pujol y su esposa por blanqueo de capitales. "Nos sorprende que el día de la imputación de la familia Pujol no mencionara ni siquiera la palabra corrupción", ha asegurado este jueves la portavoz del PSC, Esther Niubó. En la misma línea, el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento catalán, Carlos Carrizosa, también ha rechazado la ausencia de este tema en el mensaje del presidente en funciones.

Mas defendió en su discurso la necesidad del diálogo entre los partidos. "A España y a Cataluña le convienen gobiernos estables, dialogantes y abiertos al pacto, cada uno desde su legitimidad", dijo ayer. Además, también urgió a la CUP a que se decida: "Queda poco tiempo".

El responsable del PP en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol, ha criticado que Mas "implorara" la "misericordia de las CUP". Según su interpretación, el presidente nacionalista "ha perdido toda la dignidad política" al utilizar el discurso tradicional de cierre del año para "implorar misericordia a los radicales".

Carlos Carrizosa también ha censurado que Mas, después de "inventarse el derecho a decidir", se invente ahora "el deber de decidir", en referencia a la CUP. "Mas es un cadáver político, y parece que el único que no se da cuenta es él", sostiene el representante de Ciudadanos. A la socialista Niubó, además, le sorprende que Mas abogara por gobiernos estables "cuando él precisamente ha sido el responsable de la inestabilidad" política de Cataluña. "Fue el discurso de un hombre que está luchando por su supervivencia política", ha concluido.