Madrid impide participar en la Cabalgata a un colegio que separa a los alumnos en las aulas por su sexo

La concejal de distrito argumenta que los requisitos para desfilar es que las entidades respeten principios de no discriminación por sexo, edad y raza

Una de las carrozas de la cabalgata de Carabanchel en una edición anterior.

El Ayuntamiento de Madrid ha denegado la petición del AMPA del colegio Arenales de participar en la cabalgata de Reyes Magos del distrito de Carabanchel, al entender que vulnera el principio de no discriminación que se fijó como requisito para la participación por parte de la comisión organizadora del evento.

Tal y como adelantó La Razón, se trata de un colegio concertado católico de 800 alumnos y que aplica clases segregadas de niños y niñas. En su página web, expone que realizan un "modelo educativo y de trabajo basado en una visión cristiana del hombre y del mundo".

Fuentes municipales han explicado que esta es la primera vez que el Ayuntamiento participa en la organización de la cabalgata, que solía organizar el colectivo asociativo vecinal de la zona.

Por ello, se creó una comisión organizadora para la cabalgata del distrito y, en base al planteamiento expuesto por la concejal presidenta del distrito Esther Gómez, se aprobó entre los requisitos que no se permitiría la participación de entidades que no respetaran los principios de discriminación por sexo, edad, raza o motivos ideológicos.

Así, en el mes de noviembre se informó a los colectivos y asociaciones de las condiciones para la participación en la cabalgata y señalan que el día 16 de diciembre se remitió un correo por parte del AMPA del colegio interesado en formar parte del evento.

Al día siguiente, se informó por parte de la Junta que se rechazaba su solicitud al entender que "vulneraba" el principio de no discriminación. No obstante, las mismas fuentes recalcan que en esa cabalgata participan 13 colectivos y se han invitado a los colegios de la zona, incluidos los concertados.

Mientras, desde la asociación de padres y madres del centro se ha emitido un comunicado donde expresan su "indignación y rechazo" a la discriminación de la que han sido objeto las 800 familias que representa el AMPA por parte de la Junta Municipal del Distrito de Carabanchel.

"800 niños madrileños discriminados han visto frustrada injustamente su ilusión de vivir la Cabalgata de Reyes como verdaderos protagonistas de la Navidad", recogen en un comunicado para achacar la negativa al "ideario católico del centro, ideario que las familias han elegido libremente".

Más información