Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La CUP aplaza otro día la decisión sobre la investidura de Artur Mas

La dirección propone a sus cuadros votar entre dos propuestas, a las que se pueden sumar otras si lo pide la militancia

Reunión del Secretariado Nacional de la CUP. EL PAÍS

La CUP ha decidido apurar hasta el último día para tomar la decisión de investir o no a Artur Mas como presidente de la Generalitat. Las distintas asambleas se tenían que ir celebrando durante esta semana para dar a conocer su decisión el día 2 de enero, durante el Consejo Político. Este es el órgano que, tras conocer los votos a favor o en contra de las distintas asambleas, tiene que tomar la decisión final de investir a Artur Mas o provocar que se convoquen nuevas elecciones.

Pero todo este calendario ha quedado alterado ya que el secretariado nacional todavía no ha podido enviar a las distintas asambleas territoriales la documentación necesaria para ejercer el voto. No lo ha hecho por la dificultad de acordar internamente qué pregunta o qué tipo de consulta traslada a la militancia.  De esta manera, la organización se ha visto obligada a aplazar un día más la toma de esta decisión tan importante, de la que depende el futuro político de Cataluña y también, en cierta medida, la unidad de la CUP

La votación del domingo se hará entre tantas propuestas como remitan las asambleas locales y territoriales, lo que abre la puerta a que se tengan que ralizar varias votaciones. Según un comunicado del secretariado de la formación se prevén un máximo de tres y, en caso de que se repitiera el empate en la última votación "se buscará otra propuesta metodológica para desbloquear la situación".

El secretariado ha planteado dos escenarios. El primero, que implicaría rechazar la investidura de Artur Mas, es que cinco diputados de la CUP voten a favor del líder de Convergència y otros cinco en contra. Con ello a Mas le seguiría faltando un voto para ser presidente y se abriría el escenario de unas nuevas elecciones en Cataluña. El segundo escenario que plantea el secretariado es que ocho diputados de la CUP se abstengan y otros dos voten a favor, lo que implicaría investir a Mas. Con todo, la dirección del partido anticapitalista insiste en que se podrán añadir otras posibles opciones si así lo piden las asambleas locales y territoriales.

¿Cómo podrá participar ahora la militancia? A partir de hoy mismo las asambleas locales y territoriales del partido (que agrupan a varias locales)  comenzarán a reunirse para posicionarse sobre los dos escenarios planteados por la dirección. Estas asambleas también podrán proponer otros escenarios.

El derecho a voto en estas asambleas previas estará a los militantes y se excluirá a los simpatizantes. También podrán votar los militantes de las candidaturas municipalistas que se sumaron a la CUP en las últimas elecciones locales. Los militantes de las organizaciones externas a la CUP y que han apoyado la formación en las elecciones autonómicas no tendrán derecho a voto. Estos militantes podrán canalizar su opinión a través de una docena de representantes de estas organizaciones que sí estarán presentes, con voz y voto, en la reunión del domingo.

Este sistema de votación da más poder a las bases de la CUP y se lo quita, en parte, a las organizaciones de apoyo externo que tuvieron una importante representación en la asamblea del pasado domingo. De estas entidades, un total de doce, solo dos eran favorables a la investidura de Mas. Sin embargo, ello no permite extraer conclusiones sobre el signo final de la votación, puesto que antes deben volver a posicionarse todas las asambleas locales de la CUP.

El funcionamiento del consejo político, que acabará decidiendo el domingo, ha sido objeto de una larga negociación entre los sectores enfrentados.Forman parte de este consejo una sesentena de representantes territoriales, los diez diputados del partido y los quince miembros del secretariado. Estos dos últimos grupos no tienen derecho a voto. Además, participa, con voto, un representante de cada una de las doce organizaciones externas que han apoyado la candidatura de la CUP.

El secretariado ha asegurado mediante un comunicado que el consejo político "se esforzará en buscar una salida consensuada", lo que puede implicar que no haya una votación, sino un debate. "En caso que esto no sea posible, solo se podrá aprobar la propuesta que obtenga la mayoría absoluta de los votos".

La Mesa del Parlament ya ha reservado los días 4,5 y 7 de enero para celebrar el pleno de investidura de Artur Mas, en el caso de que la CUP dé finalmente su apoyo al actual presidente en funciones.

Más información