Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido por agredir sexualmente y pegar a nueve ancianas de un asilo

El acusado, trabajador de un geriátrico de Arenys de Mar, cometió los hechos la pasada Nochebuena

Los Mossos d’Esquadra arrestaron el pasado sábado a un trabajador de un centro geriátrico privado de Arenys de Mar (Barcelona) acusado de agredir a nueve ancianas y de violar a varias de ellas en la residencia. La investigación se encontraba ayer en una fase muy embrionaria. Los agentes se toparon con diversos inconvenientes al interrogar a las víctimas, debido a su avanzada edad. Los mossos se centraron en intentar averiguar cuántas de las víctimas fueron agredidas sexualmente por el arrestado.

Los hechos ocurrieron la pasada Nochebuena. El acusado, un hombre de 30 años, español y vecino de Pineda de Mar (Barcelona), se encontraba trabajando como cuidador en la residencia Ítaca cuando, por razones que se desconocen, empezó a atacar a las ancianas. El detenido lleva más de cinco años trabajando en el centro y no tiene antecedentes penales.
Fuentes cercanas al caso, aseguran que el gerocultor perpetró las agresiones entre la noche del 24 de diciembre y la madrugada del día de Navidad. A algunas de las mujeres les pegó y les provocó lesiones de diversa consideración. Otras mujeres, al menos cinco, fueron sometidas a abusos sexuales. Muchas de las víctimas superan los 90 años, explicaron las mismas fuentes.
La directora de la residencia, Mertxe Aguilar, aseguraba ayer que la mañana del día de Navidad, los trabajadores de la residencia detectaron que algunas “ancianas presentaban diferentes lesiones en diferentes partes del cuerpo”. La residencia presentó una denuncia y comunicó los hechos a los familiares de todos los ancianos.

Prisión sin fianza

Las afectadas fueron trasladadas al Hospital de Mataró (Barcelona) y los agentes arrestaron el pasado sábado al sospechoso. Ayer, el acusado declaró ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Arenys de Mar. Tras su declaración, el juez ordenó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el cuidador. Está acusado de diversos delitos de lesiones y contra la libertad sexual y deberá someterse a un informe psiquiátrico. Los mossos seguían ayer intentado tomar declaración a las víctimas. Aguilar anunció que la residencia Itaca se personará como acusación particular contra el cuidador que siempre se “había mostrado amigable y cordial con los internos”.

Más información