Selecciona Edición
Iniciar sesión

Madrid cambiará antes del verano el nombre de 30 calles franquistas

El Ayuntamiento anuncia las vías y monumentos que se eliminarán en la primera fase de la revisión del callejero impulsada por el PSOE

Ver fotogalería
Placa de la calle de los Caídos de la de la División Azul, en el distrito de Chamartín.

Con un prolongado aplauso han celebrado esta mañana los concejales del Ayuntamiento de Madrid la aprobación de una proposición presentada por el Partido Socialista que permitirá cambiar antes del próximo verano el nombre de al menos 30 calles de la capital, ya decididas, con referencias a la dictadura franquista. La propuesta ha sido respaldada por Ahora Madrid (y celebrada por la alcaldesa, Manuela Carmena) y por Ciudadanos, y ha contado con el voto en contra y el silencio durante los aplausos del Partido Popular. Su portavoz, Esperanza Aguirre, había abogado antes sin éxito por destacar explícitamente en la proposición el recuerdo a los represaliados "por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa".

pulsa en la foto
Mapa interactivo de las calles que cambiarán de nombre 

 La concejal de Cultura, Celia Mayer (Ahora Madrid), ha explicado esta mañana en el pleno municipal: "Cuando el PSOE nos propuso la creación de una comisión para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica [aprobada en 2007 por el Gobierno socialista de José Luis Rodriguez Zapatero], pensamos que era una oportunidad única para la elaboración de un plan integral de memoria, porque pensamos que el reto que abordamos va mucho más allá que el estricto cumplimiento de la ley. No nos referimos a una memoria única ni a un decreto institucional de la Historia sino a todo lo contrario, a la creación de marcos que permitan la construcción de una memoria colectiva, garantizando el derecho de los ciudadanos a ejercer su derecho a la memoria desde la pluralidad y la complejidad de la historia".

 El "plan de memoria" que prepara el Ayuntamiento "tiene como objetivo elaborar un marco de trabajo sobre las conmemoraciones, narraciones y memoria de la ciudad desde una óptica plural, democrática y diversa". Pretende "adoptar una serie de procedimientos, mecanismos y criterios objetivos y transparentes para la construcción colectiva de la imagen y la memoria de Madrid". Contará para ello "con la colaboración de entidades externas y expertas" como la cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid y asociaciones de memoria histórica.

 ATLAS

Se elaborará así "una guía de las calles que hay que quitar", y se decidirán los procedimientos y el calendario para hacerlo dentro la normativa y los criterios para elegir los nombres que sustituyan a los eliminados del callejero. Además, se incluirá una memoria económica de los costes que llevarán aparejados estos cambios, y una guía para los ciudadanos sobre los trámites que deberán llevar a cabo a consecuencia de los mismos. Todo ello se presentará en el plazo de cuatro meses, con las aportaciones de la ciudadanía y los grupos políticos; y se debatirá en el pleno junto con una declaración institucional de condena al franquismo y de reconocimiento de las víctimas de la dictadura.

Pero el Ayuntamiento ya ha "iniciado una serie de acciones para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, siguiendo estrictamente el criterio que marca esta norma, es decir, la retirada de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva de la dictadura franquista, de la Guerra Civil y de la represión en la dictadura". Las calles cuyos nombres se van a cambiar en virtud de esa ley "tienen que ser o bien de incitadores del golpe de Estado o bien de ejecutores de delitos de lesa humanidad". Mayer ha mencionado como referencia para estos cambios un informe de la Dirección General de Patrimonio de 2013 (bajo gobierno del Partido Popular) y, "en el caso de las calles, un informe justificativo avalado por la cátedra de Memoria Histórica de la Complutense".

Según Mayer, "ni las presencias ni las ausencias en el callejero son neutras". "Forman parte de una Historia de parte, y lo que queremos es recuperar para la narración de la historia de Madrid a las personas olvidadas que merecen un reconocimiento por su trayectoria y biografía, los acontecimientos de relevancia que produjeron los avances sociales, y los lugares que fueron significativos históricamente". En su opinión, "son evidentes los déficits" en el callejero, con "las mujeres, que son absolutamente invisibles en el callejero; profesiones, oficios y labores que han construido la riqueza de la ciudad y no se encuentran ni tan siquiera reconocidos; personas, madrileños y madrileñas de a pie de calle, que han contribuido a construir esta ciudad; y, sobre todo, luchas colectivas y vecinales que han luchado por los servicios públicos y no se encuentran reconocidos en estos elementos".

30 calles a eliminar

Los "vestigios que van a ser retirados" son, según ha señalado Mayer, la lápida a José García Vara en el número cuatro de laa calle de Arrieta; el monolito al alférez provisional en el barrio de los Jerónimos; la lápida a los caídos en Chamartín de la Rosa en la plaza de Duque de Pastrana; el monumento a los Mártires de la Sacramental del cementerio de San Isidro; y la placa a los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo en el distrito de Barajas.

Además, se retirará el nombre de las siguientes calles en el plazo de seis meses: calle de la Batalla de Belchite (en el distrito de Arganzuela); la plaza de los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo (Barajas); el paseo de Muñoz Grandes (Carabanchel); la calle del General García de la Herrán (Carabanchel); la plaza de Juan Pujol (Centro); la plaza de Arriba España (Chamartín); la calle de Caídos de la División Azul (Chamartín); la calle del General Asensio Cabanillas (Chamberí); la calle del General Kirkpatrick (Ciudad Lineal); la plaza del Caudillo (Fuencarral-El Pardo); la calle del Primero de Octubre (Fuencarral-El Pardo); la calle del Capitán Cortés (Hortaleza); la calle de Estanislao Gómez (Hortaleza); la avenida del General Fanjul (Latina); la calle del General Millán Astray (Latina); la avenida del Arco de la Victoria (Moncloa-Aravaca); el paseo del General Sagardía Ramos (Moncloa-Aravaca); la calle del Crucero Baleares (Puente de Vallecas); la calle de Francisco Iglesias (Puente de Vallecas); la calle del Comandante Zorita (Tetuán); la calle del General Ordaz (Tetuán); la calle de los Hermanos García Noblejas (San Blas-Canillejas); la calle de Eduardo Aunós (Salamanca); el pasaje del General Mola (Salamanca); la calle del General Varela (Tetuán); la calle del General Yagüe (Tetuán); la plaza de Fernández Ladreda (Usera); la calle del General Moscardó (Tetuán); y la calle del General Saliquet (Latina).

Más información