Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona, una ciudad de desigualdades culturales

Ciutat Vella es el distrito mejor equipado con 81 centros, mientas Les Corts, con solo 10, el que menos

La plaça dels Àngels, junto al Macba, uno de los equipamientos culturales de Barcelona.rn
La plaça dels Àngels, junto al Macba, uno de los equipamientos culturales de Barcelona.

Como gran metrópolis que es, la ciudad de Barcelona presenta fuertes desigualdades, no solo en lo social con zonas donde se concentran las rentas más altas y otras donde los menos favorecidos encuentran mejores condiciones de vida; también en lo cultural. Así lo pone de manifiesto un informe hecho público recientemente por la Secretaria Técnica del Institut de Cultura de Barcelona (Icub) en el que se inventarían, se cuantifican y se sitúan en el mapa los equipamientos culturales con que cuenta la ciudad de Barcelona, en concreto 303, de los que 66 son museos y espacios de exposiciones, entre los que se incluyen 12 espacios de interés arquitectónicos abiertos al público, como es la Sagrada Familia, el edificio más visitado de la ciudad; 51 centros cívicos en los que tienen su sede casi 5.000 entidades culturales; 40 bibliotecas; los centros valorados con la nota más alta por los barceloneses; 39 espacios de artes escénicas y 33 salas de cine; 26 archivos y bibliotecas patrimoniales; 25 espacios de creación y 23 grandes auditorios y salas de músicas en vivo.

El mapa que configura la situación de estos centros culturales, que reciben cada año a millones de barceloneses y también turistas extranjeros, es, a excepción de los 51 centros cívicos y las 40 bibliotecas que parecen repartidos de forma homogénea por toda la ciudad, bastante desigual, con distritos como Ciutat Vella —uno de los menos habitados de toda la ciudad, con solo 100.685 habitantes— que cuenta con 81 equipamientos (el 26% del total) y se alza con el primer puesto en el número de museos (27), teatros (12), grandes auditorios (11), archivos (9), espacios de creación (8); frente a Les Corts, con solo 10 equipamientos (el 3%), —cuatro centros cívicos, dos bibliotecas, dos museos, un archivo y un auditorio—, que aparecen en este ranking como el distrito que menos centros culturales pone a disposición de sus vecinos.

El segundo distrito en número de equipamientos es el Eixample, el más poblado de Barcelona (263.565), con 51 centros (el 16% del total), sobre todo, museos, archivos, bibliotecas y teatros, aunque destaca por no contar —lo mismo que le ocurre al distrito de Les Corts—, con ningún espacio de creación, ni fábricas municipales ni espacios privados.

303 centros, distrito a distrito

Barcelona tiene 66 museos, 51 centros cívicos, 40 bibliotecas, 39 teatros, 33 cines, 26 archivos, 25 espacios de creación y 23 auditorios. 

Ciutat Vella: 81 centros.

Eixample: 51 centros.

Sants-Montjuïc: 43 centros.

Sant Martí: 27 centros.

Gràcia: 24 centros.

Sarrià-Sant Gervasi: 22 centros.

Sant Andreu: 17 centros.

Horta-Guinardó: 16 centros.

Nou Barris: 12 centros.

Les Corts: 10 centros.

Sants-Montjuïc es el tercer distrito en número de habitantes (180.824) y el tercero en número de equipamientos, 43. Esta zona de la ciudad es la segunda con más museos, y después de Ciutat Vella y Eixample, la tercera que más teatros cuenta. Con siete centros cívicos, también es la segunda área de Barcelona —después de Sarrià que tiene ocho—, con más equipamientos de este tipo.

Ratio muy baja

Por su parte, Sant Martí, el segundo distrito más habitado de la ciudad, con 232.629 habitantes, ocupa el cuarto puesto de la lista, con solo 27 centros, 54 menos que Ciutat Vella. En Sant Martí se concentran cinco de los espacios de creación, seis bibliotecas y cuatro auditorios.

Le siguen en número de equipamientos, Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi, con 24 y 22 centros respectivamente y cerrando el ranking: Sant Andreu, con 17, Horta-Guinardó, con 16, Nou Barris, con 12 y los 10 de Les Corts.

Berta Sureda, la comisionada de Cultura ha reiterado que la intención del Ayuntamiento que preside Ada Colau es la de no construir nuevos equipamientos en la ciudad, dejando en el aire proyectos como el de la Explanada de los Museos que impulsó el anterior consistorio. Colau y su equipo quiere que en esta legislatura se aligere la penosa situación económica en que están inmersos la mayoría de los centros. Sin embargo, la ratio de los equipamientos en Barcelona es muy baja si la comparamos con el total de Cataluña: En la capital viven 1,6 millones de personas por lo que cada uno de los 303 centros corresponde a 5.288 barceloneses. En Cataluña, por el contrario, son 7,3 millones que cuentan con 3.554 centros, la ratio es muy inferior: 2.079 catalanes por cada uno de ellos.