Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zircó Producciones y La Carreta, 30 años al servicio de las artes escénicas

Reconocimiento del sector a su trabajo y trayectoria

Los premiados, Zirco Producciones y La Carreta Teatro. Ampliar foto
Los premiados, Zirco Producciones y La Carreta Teatro.

Los últimos premios de la Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo han otorgado el Avetid d’Or a dos empresas valencianas de largo recorrido en las artes escénicas, Zirco Producciones y La Carreta Teatro. Tal y como están los tiempos, sobre todo los últimos años, mantenerse en pie y con la misma ilusión que hace 30 años es casi un milagro y un estímulo para los que empiezan.

Zircó inició su actividad como empresa de producción teatral en 1984, y desde 2009, año en el que se inaugura la Sala Zircó también se dedica a la exhibición y creación de espectáculos multidisciplinares. “Nuestros espectáculos son para todo tipo de público, adultos, público familiar, hay teatro, titelles, danza, música…”, explica Ana Carbonell, directora junto a Vicente Marrades, de Zircó Producciones. “Hemos tenido mejores y peores momentos pero, como a todos, la crisis nos ha afectado mucho y no sé muy bien cómo hemos podido torearla, y superarla. Por suerte, hemos ido recibiendo las ayudas a las que nos presentamos. Sin ellas no sé si hubiéramos podido hacerlo. Las compañías no podemos pasar con la taquilla. La sala no tiene el dinero para pagar caches, por lo menos en nuestro caso, entonces acordamos un mixto con las compañías, pero no nos podemos autofinanciar con los espectáculos", agrega.

Desde 1995, Zircó Producciones ha realizado diecinueve producciones propias, alguna de ellas en colaboración o coproducción con otras empresas. Y en la Sala Zircó, también se exhiben espectáculos de otras compañías valencianas y compañías invitadas de fuera de la Comunidad de teatro, danza y circo. A pesar de ser una de las empresas que se benefician de las ayudas de la Administración, estas ayudas, sobre todo los últimos años, han sido precarias y el ingenio debe activarse para conseguir otras entradas de dinero. “La programación de la Sala la completamos con talleres y otras actividades relacionadas con las artes escénicas”, destaca Carbonell.

La Carreta Teatro, de Elche, empezó su andadura en 1985. “Fue tras nuestra asistencia al Festival Mundial de la Marioneta de Charleville-Mézières”, señala Paco Pérez, codirector de La Carreta, “cuando quedamos abrumados por la cantidad tan impresionante de variedad de propuestas y todo el mundo de posibilidades que se abría ante nosotros donde poder plasmar nuestras inquietudes creativas. A nuestro regreso a Elche, Manoli Montalvo y yo, decidimos constituir La Carreta Teatro, con la finalidad de estudiar, investigar, crear y producir espectáculos de Títeres”.

Nació con el objetivo de convertirse en un referente del teatro de títeres en su ciudad, Elche, y desde el principio la totalidad de su programación está dirigida a este arte. “Nuestro público principalmente es escolar y familiar. Tenemos dos programaciones diferenciadas, por una parte Educateatro, teatro para escolares y espectáculos dirigidos a diferentes franjas de edad. Y por otra parte Títeres en familia. También tenemos una escuela de Teatro para niños y jóvenes y una exposición didáctica con la que enseñamos a nuestro público las diferentes técnicas de títeres”, añade Pérez.

La viabilidad del proyecto no ha sido fácil. Las programaciones se mantienen gracias a la taquilla y sobre todo gracias a la generosidad de las compañías, que hacen un verdadero esfuerzo. “Estos últimos años no hemos tenido ni un sólo céntimo de subvención”, matiza Paco Pérez, “pero ahora con la llegada de la nuevas corporaciones tanto en el municipio como en la Generalitat, parece que corren nuevos aires y tenemos la esperanza que esto cambie, pero en cualquier caso, está por ver.

Treinta años de lucha bien merecen estos premios. Porque los premios siempre vienen bien, el reconocimiento al trabajo bien hecho es estimulante y motivador, algo necesario para continuar avanzando. Pero esperemos también que los próximos treinta años y los siguientes Zircó Producciones, La Carreta Teatro y el resto de compañías y empresas de las artes escénicas de Castellón, Valencia y Alicante, reciban también el apoyo necesario para que puedan seguir haciéndonos disfrutar de sus espectáculos.