Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bartomeu Marí dirigirá el Museo de Arte Contemporáneo de Seúl

Pese a las polémicas el ex director del Macba será el primer extranjero en asumir el cargo

Bartomeu Marí, exdirector del Macba y nuevo dierector del museo de arte contemporáneo de Corea.
Bartomeu Marí, exdirector del Macba y nuevo dierector del museo de arte contemporáneo de Corea.

El prestigio de una trayectoria de casi tres décadas ha pesado más que las polémicas del ultimo año y Bartomeu Marí, ex director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), ha sido elegido por el Ministerio de Cultura de Corea para dirigir el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Seúl (NMCA), el más importante del país asiático. La candidatura de Marí, que quedó finalista junto con dos profesionales surcoreanos, había peligrado debido a las presiones de los sectores más conservadores del mundo del arte coreano que no veían de buen ojo la presencia de un extranjero en el cargo. Sin embargo prevaleció la opinión del ala más liberal, convencida de que la presencia de alguien ajeno al tejido local favorecería la diversidad y la independencia. De ese modo Marí (Ibiza, 1966), que asumirá la dirección del NMCA el próximo 14 de diciembre, será el primer extranjero en dirigir el mayor museo de arte contemporáneo de Corea, cuyo anterior director Jeong Hyeong-min fue destituido bajo la acusación de prácticas ilegales en la contratación de la plantilla.

De nada ha servido la carta que un amplio grupo de profesionales coreanos incluyendo artistas destacados como Kim Beom, Lee Bul y Haegue Yang y comisarios como Seungduk Kim y Binna Choi escribió manifestando sus dudas sobre la oportunidad de nombrar un director que se había visto envuelto en un caso de censura en un país donde hechos similares están a la orden del día. Marí dimitió de la dirección del Macba el pasado marzo, tras la polémica surgida por la presencia en la muestra La bestia y el soberano de una obra de Ines Doujak sobre el colonialismo que utilizaba la figura del rey Juan Carlos. Frente a la negativa de los comisarios del proyecto de eliminar la pieza de la selección, Marí decidió cancelar la muestra, pero a raíz del revuelo mediático y las presiones del mundo del arte barcelonés fue obligado a retractarse. Hace dos semanas La bestia y el soberano, una coproducción entre el Macba y el Württembergischer Kunstverein de Stuttgart (WKV), ha recibido el premio a la mejor exposición del año en Alemania que otorga el AICA (The International Association of Art Critics), la asociación internacional de críticos de arte.

Marí también sigue presidiendo el Cimam (Comité Internacional para Museos y Colecciones de Arte Moderno), la asociación que reúne los directores de museos, a pesar de las críticas que recibió para sus últimas actuaciones. Sin embargo las desafortunadas decisiones del ultimo año no han pesado tanto como la trayectoria de Marí, que mantiene fuertes lazos con el entorno artístico de Corea del Sur, a través de la Bienal de Gwangju y la Fundación Hermes Missulsang, de cuyo jurado forma parte, que otorga reconocimientos a los artistas coreanos emergentes.

Marí, licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona, se dio a conocer trabajando en la Fundación para la Arquitectura de Bruselas entre 1989 y 1993. Posteriormente entre 1993 y 1995 estuvo como conservador en el IVAM de Valencia, que dejó para asumir la dirección del Centro de arte Witte de With de Rotterdam hasta 2002 cuando volvió a España, para coordinar en Donostia el proyecto de un nuevo centro internacional de arte contemporáneo que fue el embrión de la actual Tabakalera. Fichado por Manuel Borja Villel cuando era director del Macba, le sustituyó cuando este se fue al Museo Reina Sofía de Madrid y el jurado del concurso para el nuevo director tan sólo le ratificó el cargo. Su paso por el Macba duró siete años y fue empañado por el conocido final. Ahora hasta 2018 estará en Seúl.