Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos denuncian un club cannábico por blanqueo de capitales

Los encargados de un local en Sant Cugat Ingresaban en sus cuentas el dinero procedente de la venta de drogas bajo el concepto de 'nómina'

La Policía de la Generalitat ha denunciado al presidente, secretario y el tesorero de un club cannábico de Sant Cugat del Vallès acusados de blanqueo de capitales. La Unidad de Investigación de los Mossos d'Esquadra de Rubí ha acreditado que la cúpula de la asociación cannábica habría blanqueado 500.000 euros procedentes del tráfico de drogas.

Los tres acusados ya habían sido detenidos en julio de 2014 acusados de un delito de tráfico de drogas. La investigación comenzó en 2012 cuando un requerimiento judicial alertaba que había sospechas de que en el local se estaba cometiendo actos que podrían ser delictivos. Los Mossos demostraron que la facturación era muy superior a la de una asociación sin ánimo de lucro como rezaban los estatutos fundacionales del club.

Según la policía catalana, la exhaustiva investigación realizada a los responsables de la asociación ha permitido demostrar que la cúpula que gestionaba la entidad utilizaba el club como cobertura legar para blanquear dinero procedente del tráfico de drogas. Ese dinero se canalizaba hacia las cuentas corrientes de los acusados mediante ingresos en efectivo que se realizaban bajo el concepto de nómina.

Los investigadores han determinado que la mayoría de los socios de la asociación no eran consumidores habituales de cannabis. Pero los que sí que lo eran, en la mayoría de ocasiones se llevaban la droga fuera del local. Esa posibilidad, junto a la falta de control de las cantidades suministradas, permitía venderla a terceros.

La asociación investigada, una de las más grandes de Sant Cugat del Vallès, tiene 2.000 afiliados y está cerrada por orden del juez.  Los agentes descubrieron que había vuelto a abrir con otro nombre y otra sede social pero con la misma estructura y realizaron las actuaciones necesarias para volverla a clausurar.

Los Mossos han solicitado medidas cautelares sobre dos inmuebles y dos vehículos de los inculpados.