Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un dron para vigilar las uvas de Navidad

Un avión no tripulado protegerá las 1.000 hectáreas de cultivo en Novelda (Alicante)

Ampliar foto
Un policía de Novelda con uno de los drones.

Novelda, municipio valenciano de 26.000 habitantes que produce 25 millones de kilos de uva de mesa, buena parte de ella para la campaña de Navidad, ha decidido empezar a vigilar sus campos con drones. El Ayuntamiento ha alquilado dos aviones no tripulados provistos de cámaras térmicas para vigilar las más de mil hectáreas de cultivo de su término.

El alcalde, el socialista Francisco Martínez, asegura que la iniciativa partió de la Policía Local. "Lo propusieron en base a su experiencia sobre el terreno. Tenemos la suerte de que es un cuerpo que siempre está innovando", afirma. Los drones le salen de momento casi gratis al pueblo, situado 30 kilómetros hacia el interior de la ciudad de Alicante, porque la empresa que se los suministra está interesada en la publicidad de su actividad.

"El término municipal de Novelda tiene 74 kilómetros cuadrados y tiene zonas de difícil acceso, imagínate lo difícil que es vigilar todo eso", señala Juan Carlos Escolano, el jefe de la Policía Local. La cámara que lleva incorporada el avión "capta cualquier calor, por muy escondido que esté alguien entre los viñedos", añade.

Antes de ponerse en marcha, la iniciativa fue presentada a la Guardia Civil, los agricultores de la zona, la Denominación de Origen de Uva del Valle del Vinalopó y otros colectivos de la zona. El despegue de los drones, que ya han realizado algunos vuelos de prueba, ha exigido, además, cumplir con la normativa aérea que los regula.

"Tenemos policías que han obtenido la titulación de piloto de avión remoto, y para ello han superado una parte teórica y otra práctica. Los drones no pueden superar los 120 metros de altura, pero con eso a nosotros nos sobra la mitad. El punto de control debe estar a un máximo de 500 metros del avión. Llevan plan de vuelo e instrucciones para que si pierden el contacto vuelvan a la base y aterricen. Solo pueden volar por una zona restringida. Y pondremos aviso de que pueden efectuarse grabaciones en el área. Aunque nosotros no grabamos, solo hacemos una visualización in situ", asegura el jefe policial.

La actividad agrícola de Novelda tiene su punto álgido en las semanas previas a Navidad. La comarca concentra buena parte de la producción y de la comercialización de uva envasada. El alcalde, señala, sin embargo, que los grandes casos de robo de fruta, que llevaron a los agricultores a movilizarse e incluso contratar su propio personal de vigilancia al inicio de la crisis económica, han cesado. "En los últimos dos o tres años, la situación está bastante controlada. La policía local y el dispositivo rural de la Guardia Civil es muy efectivo", afirma Martínez.

Novelda pondrá a los drones a vigilar las viñas en los próximos días a modo de prueba. Si el resultado es satisfactorio, Escolano se plantea pedir la adquisición de drones propios. En función de la calidad, afirma, pueden costar en torno a mil euros, a lo que habría que sumar otros tantos de la cámara que le sea incorporada. "Es bastante económico", afirma, "y lo que hacemos es adaptarnos al futuro".