Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau aumenta un 30% los fondos de la lucha contra la violencia machista

El Ayuntamiento se personará como acusación particular en casos graves o de asesinato

Ada Colau
Imagen de archivo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el Consistorio.

El Ayuntamiento de Barcelona quiere hacer de la lucha contra la violencia machista "un asunto prioritario transversal en sus políticas". Así lo han anunciado este lunes la alcaldesa, Ada Colau, junto a la concejal de Feminismos, Ciclo de Vida y LGTBI, Laura Pérez, en vísperas del Día Internacional contra la violencia machista con un paquete de medidas de prevención y atención del fenómeno, acompañadas de un aumento presupuestario de 1,1 millón de euros para 2016, un 27% más que este año.

Las dos ediles han presentado una medida de Gobierno, que llevarán al Pleno del próximo viernes, que contempla actuaciones en materia de información sobre el fenómeno, de atención a las víctimas y  de prevención. Unas actuaciones que recogen la experiencia de anteriores gobiernos y han sido consultadas también con las entidades especializadas, además de recoger la propuesta del grupo municipal de la CUP de incluir programas específicos para jóvenes y vinculados a las nuevas tecnologías.

En materia de información, el Ayuntamiento quiere tener datos de violencia machista por distritos. Y no solo de agresiones sino también de otras formas de "violencias machistas o comunitarias, como las agresiones sexuales, los matrimonios forzados o las mutilaciones genitales". En este sentido, la concejal del área ha explicado que intentarán saber por qué en Barcelona los juzgados dictan menos órdenes de alejamiento que en otras zonas de España, como le comunicó el decanato. Además, como ya hace la Generalitat, el Ayuntamiento se personará como acusación particular en casos graves y de asesinato.

En cuanto a la atención se sumarán plazas de urgencias y atención a larga duración a las víctimas (siete que se sumarán al centenar actual) y  se incrementarán las partidas destinadas a todos los servicios, tanto de mujeres en conjunto (con los Puntos de Información y Atención a las Mujeres, PIAD, en catalán), como a víctimas y agresores. En el caso de la prevención, se trata de crear programas de prevención del sexismo desde las guarderías hasta la edad de la adolescencia, además de colaborar con los medios de comunicación y en la propia comunicación institucional.

Colau ha tachado las desigualdades entre hombres y mujeres de "anomalía democrática" y ha afirmado que "su peor cara es la violencia contra las mujeres". En lo que va de año en Barcelona han muerto 5 mujeres por agresiones de sus parejas o ex parejas, ha afirmado, aunque ha señalado que la voluntad del consistorio es llegar también a los casos de "agresiones que no llegan a los juzgados" y que la institución no vaya "por detrás de la ciudadanía y las entidades" en esta cuestión sino a su lado.

Más información