Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau quiere dejar de multar a las prostitutas

El Ayuntamiento pretende regular el ejercicio de la prostitución voluntaria

Protesta de prostitutas en el Raval
Protesta de prostitutas en el Raval.

El Ayuntamiento de Barcelona que encabeza la alcaldesa Ada Colau no puede regular la prostitución, porque no tiene competencias, pero busca fórmulas para regular y mejorar las condiciones del ejercicio de la prostitución voluntaria. Por ejemplo, dejar de multar a las prostitutas que ofrecen sus servicios en la calle, ha explicado este martes la concejal de Feminismos, Laura Pérez; o regular espacios donde se pueda ejercer la prostitución con una licencia específica.

El siempre espinoso debate sobre la prostitución ha aflorado en la comisión de Derechos Sociales a raíz de la iniciativa del grupo municipal de Ciutadans. El partido ha logrado apoyos para aprobar una proposición que habla de "garantizar un marco normativo municipal para el ejercicio del trabajo sexual voluntario para conseguir una mayor protección y seguridad de las personas que hagan este trabajo". La proposición ha contado con los votos de Ciutadans, Barcelona en Comú, ERC y la CUP, un total de 23 síes. CiU, PSC y el PP, que suman 17 votos, se han pronunciado en contra.

Quien ha defendido la proposición por parte de Ciutadans ha sido Marilén Barceló, que aboga por crear "un marco legal para las mujeres que quieren ejercer la prostitución de forma voluntaria en condiciones de higiene y seguridad". La concejal ha reconocido, con todo, que la mayor parte de las mujeres que ejercen la prostitución no lo hacen de forma voluntaria.

Desde el Gobierno municipal, Laura Pérez, ha hablado de "día histórico" y se ha mostrado partidaria de "avanzar en un modelo municipal que no criminalice" a las prostitutas y ha rechazado que se las multe. "La ordenanza como estrategia no funciona, solo se han cobrado un 10% de las multas y se mantiene la cifra de mujeres que ejercen en la calle. Tampoco sirve multar a los clientes, el problema son las mafias", ha manifestado. Con todo, ha enmarcado el debate impulsado por Ciutadans en la campaña del 20D.

Pérez ha subrayado que el Ayuntamiento ha creado una "mesa interinstitucional, una mesa técnica para desplegar un protocolo de actuación contra el tráfico de seres humanos en la ciudad", en la que participarán el consistorio, los cuerpos policiales, la Fiscalía, la judicatura, la Delegación del Gobierno y entidades para detectar mafias y proteger y atender a las víctimas.

Desde los grupos que han rechazado la proposición, CiU, por boca de la concejal Francina Vila, ha mantenido que la regulación de la prostitución no mejora la situación de las personas que la ejercen y que en los países que la han regulado solo el 3% ejercen bajo el paraguas legal. Desde el PSC, Carmen Andrés ha abogado por "tolerancia cero hacia una actividad que supone una vulneración de derechos, aunque sea voluntaria". Àngels Estellés, del PP, ha negado la mayor y ha rechazado considerar que la prostitución sea un trabajo.

Más información