Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Prat pagó con dinero del ICS a un periodista para limpiar su imagen

Carles Flo, exdirector del diario 'Avui', propuso facturar el servicio a través de su esposa

Josep Prat, en la comisión del Parlament sobre irregularidades en la sanidad.
Josep Prat, en la comisión del Parlament sobre irregularidades en la sanidad.

El juez del caso Innova, la macrocausa judicial contra la corrupción en la sanidad pública, ha  trasladado a la Fiscalía un acuerdo para una campaña de comunicación pactado por Josep Prat cuando era presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS) con el periodista Carles Flo, exdirector del diario Avui, para que el ministerio público estudie si existen "indicios de delito" en la actuación de ambos.

En un auto hecho público esta mañana, el juez Diego Álvarez de Juan incluye varios correos electrónicos entre Prat y Flo fechados entre marzo de 2012 y febrero de 2013, cuando Flo ya había dejado la dirección del rotativo. Estos meses coinciden con el estallido del caso Innova después de que EL PAÍS publicara la contratación irregular por Prat desde Innova, la empresa pública del Ayuntamiento de Reus, del exdirector del CatSalut Carles Manté. Entonces, además, el ICS se hallaba sumido en una fuerte polémica por las intenciones de Prat de trocear la mayor empresa pública catalana en una veintena de sociedades abiertas a la participación del capital privado.

Flo a Prat: "Dijiste que habías encontrado la forma de pagar a través de una fundación"

Según el auto, Prat y Flo pactaron una "campaña de comunicación" por 15.000 euros y cruzan varios mensajes sobre la forma de facturarlo. En un correo fechado el 21 de mayo de 2012, Flo le dice a Prat: "Me dijiste en su momento que habías encontrado la forma de facturarlo a través de una fundación o algo similar". En otro mensaje, de agosto de ese año, el periodista informa a Prat de que ha "hablado con Casanovas [entonces director del ICS] por el tema de las facturas". "El martes le mandaré la factura y el concepto. Como es lógico, la factura no irá a mi nombre sino al de mi mujer".

En los correos electrónicos, Flo también da consejos a Prat ante los problemas judiciales que este afronta por el caso Innova. Le recomienda "no sacar papeles" que comprometan a terceras personas, que no cita, aunque se entiende que son cargos municipales del Ayuntamiento de Reus. "Si sacas papeles, aquellos a los que señales contestarán y la cosa continuará", suscribe Flo. "Ya sé que el cuerpo pide venganza. Pero la cabeza está para darle dos vueltas. Piensa en tu familia [...] y en ti. Pide/exige a Convergència y al PSC [aquí el correo cita a Pérez, en referencia a Lluís Miquel Pérez, exalcalde socialista de Reus] que no te pongan a los pies de los caballos". "La venganza es un plato que se sirve frío", remacha Flo.

Además, Flo cita una sociedad de Francesc Cabana Pujol, sobrino del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, a través de la que habían sopesado canalizar los pagos. “Creo que deberíamos buscar una fórmula de liquidarlo cuanto antes y no facturarlo dentro de la empresa de Cabana”, le escribe Flo a Prat el 8 de junio. Unos días después, el 29 de junio, el periodista también rememora una comida a la que asistió el sobrino de Jordi Pujol. “En la última comida con Cabana Pujol dijiste que te hiciésemos la factura de bajada de bandera y del mes y que te la enviásemos a ti. ¿Cómo quieres que lo hagamos?”, pregunta Flo al entonces presidente del ICS.

El juez admite que la causa avanza "menos rápido de lo deseable" por la carga de trabajo

El juez aprovecha el auto para dar algunas explicaciones sobre la instrucción del caso Innova, que ha sido criticada por la prolongación del secreto de sumario de la mayor parte de la causa durante más de tres años. Álvarez de Juan defiende que esta medida es "legal y constitucional" y que "salvaguarda el buen fin de la causa sin que produzca indefensión a las partes".

Álvarez de Juan explica también que "la macrocausa" que instruye es de "una inusitada complejidad que ha ido aumentando con cada diligencia [...] todo ello debe compaginarse con el funcionamiento diario de este juzgado". "Esto provoca", sigue el juez, "que el necesario y cuidadoso análisis de esta pieza [se refiere a la pieza separada 1, que investiga entre otros delitos los pagos de Prat a Manté] que tiene 21 tomos, 8.000 folios, otros 5.000 de anexo documental y casi 30 imputados, no se haga en las condiciones ideales, lo que significa un avance menos rápido de lo deseable".

Ante esta situación, "este instructor ha decidido hacer levantamientos parciales del secreto de actuaciones para aquellos asuntos no relacionados con el núcleo de esta pieza separada". El primer paso en este sentido es el auto de esta mañana, con el que "se da traslado al Ministerio Fiscal para que informe sobre si existen indicios de delito". El auto cita que la Guardia Civil, que actúa como policía judicial en el caso, había denominado las diligencias sobre los correos entre Prat y Flo como caso Flo.