Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los menores podrán asistir a conciertos en las salas de la región

La Comunidad modificará la ley de 2002 para que los menores de 16 puedan entrar acompañados. A partir de esa edad se les identificará para que no se les venda alcohol

Ambiente de público en el concierto de AC/DC en el estadio Vicente Calderón de Madrid.

La plegaria del movimiento ¡Queremos entrar!, que pide que se permita la entrada a los menores de 18 años a conciertos, ha sido escuchada. Mañana, el Gobierno de Cristina Cifuentes tiene previsto aprobar  el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas —la conocida como Ley de Acompañamiento—  y que remitirá a la Asamblea para su tramitación parlamentaria. Se modificará así  la Ley de Espectáculos Públicos que permitirá a los menores entrar en los conciertos, pero no podrán consumir alcohol durante los mismos. La actual ley impedía que pudiesen entrar en conciertos, no por la actuación en sí y aunque estuviesen acompañados  por mayores de edad, sino porque en estos lugares se vende alcohol y los menores tienen prohibido acceder a él.

La presidenta, Cristina Cifuentes, ha explicado en rueda de prensa que este cambio en la Ley de Espectáculos responde a una demanda de la sociedad, que reclamaba que los jóvenes pudieran disfrutar de determinados eventos. Madrid se une así a la normativa de Cataluña, Canarias, La Rioja y Baleares, donde los menores de 16 años pueden asistir a conciertos y otros espectáculos acompañados de sus padres o un tutor. Los adolescentes de entre 16 y 18 años pueden entrar sin estar acompañados pero deben identificarse para que no se les venda alcohol. "La idea es proteger al menor para el consumo, pero no impedir que puedan acceder a conciertos u obras de teatro", ha explicado Cifuentes.

Además de abrirles las puertas a los conciertos, el cambio de la ley solventa el principal problema de la normativa, que impedía a los menores actuar en conciertos. Muchos grupos se han visto sorprendido por esta norma en su paso por Madrid, la comunidad con más conciertos de España.

Programadores, músicos y aficionados llevaban pidiendo desde su creación, en 2002, un cambio en la norma que se aprobó bajo el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón. Hace un mes, durante el festival Festeen, dirigido a adolescentes, nació el movimiento ¡Queremos entrar!, que buscaba precisamente un cambio en la normativa. Un grupo de siete jóvenes apoyados por periodistas como Ángel Carmona, de Radio 3, de promotores y de abogados, como Patricia Gabeiras, que les ha ayudado a reunirse con los cuatro partidos presentes en la Asamblea de Madrid: Podemos (los primeros en recibirlos), Ciudadanos, PSOE y PP, que ya manifestó su apertura a un cambio de la norma. 

Al oír el cambio anunciado por Cifuentes, Celia Dosal, de 17 años, una de las promotoras del movimiento, ríe: "¡Pensé que no iba a llegar a vivirlo como menor! Qué alegría poder olvidarme de un número. Ahora podré celebrar las Navidades en algún concierto". 

Más información