Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Círculo rechaza la vía “unilateral” de Mas y el “quietismo” de Rajoy

Costas pide "reformas territoriales" tras el 20-D para "dar encaje a la demanda catalana"

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas.
El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas.

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ha rechazado hoy la adopción de "declaraciones unilaterales" por parte del Parlamento catalán pero también el "quietismo de estos años" por parte del Gobierno del PP "frente a una demanda real". En la presentación de una conferencia del coordinador del programa económico y social de Ciudadanos, Luis Garicano, en la institución empresarial catalana, Costas ha reivindicado "reformas políticas y económicas" y ha reivindicado la nota de opinión que el Círculo emitió antes del 27-S.

En la nota, que Costas leyó textualmente, el Círculo admitía que una victoria de las fuerzas independentistas las reforzaba en defensa de esa opción y les daba legitimidad para gobernar, si bien añadía: "No compartimos decisiones unilaterales que puedan poner en riesgo el principio de legalidad y la pertenencia a las instituciones europeas y al euro". Sin embargo, recordaba a los detractores del proceso que en caso de ser mayoritarios no podían interpretar que la sociedad catalana se conformaba con el statu quo actual. "Después de las elecciones del 20-D deberá haber una conciliación necesaria del principio de legalidad del Estado de Derecho con el principio democrático", remachaba la nota.

Costas ha afirmado que las elecciones del 20-D son "excepcionalmente importantes" para "sentar las bases de un nuevo modelo de crecimiento", puesto que el retorno a la expansión económica se produce, a su juicio, "sin progreso social" en términos de "empleo e igualdad". El presidente del Círculo ha destacado la "aportación a la salud pública" de partidos como Podemos o Ciudadanos al "romper el bipartidismo", ya que ello va a alentar los gobiernos de coalición. "Las próximas elecciones del 20-D son una oportunidad para no cerrar un ciclo. Es necesario poner en marcha una reforma en nuestro país que dé encaje a la demanda catalana en España", ha concluido.