Selecciona Edición
Iniciar sesión

La participación supera el 77%, un dato histórico en unas catalanas

Un 67,76 de los catalanes acudió a participar en las elecciones autonómicas de 2012

Los datos de participación con las urnas ya cerradas confirman que Cataluña ha vivido una movilización histórica. Más del 77% de catalanes con derecho a voto ha acudido a las urnas, lo que supone casi diez puntos más que en los comicios de 2012, que ya marcaron un récord histórico.

Aunque el aumento de participación ha sido generalizado en toda Cataluña, las zonas que en 2012 más votaron a los partidos no independentistas están registrando un incremento algo más importante de afluencia de votantes. Estas zonas, sobre todo en la provincia de Barcelona, tienen mayor peso demográfico y, por tanto, pueden influir más en el resultado final. En este sentido, hay que tener también en cuenta que la participación en las zonas independentistas ha sido históricamente más elevada.

En el distrito de Nou Barris de Barcelona, por ejemplo, el voto ha superado el 59%, cinco puntos y medio más que en 2012, según los datos ofrecidos por la Generalitat a media tarde. Este distrito es el que menos apoyo dio hace tres años a las listas independentistas.

En Girona ciudad, otra plaza independentista, la participación ha subido cuatro puntos. En Tarragona, que en 2012 apoyó de forma mucho más importante a los partidos no independentistas, el incremento ha sido de seis puntos.

Por comarcas, la participación ha subido en 5,5 puntos en Osona, otra plaza de fuerte apoyo a las listas del sí. Mientras el Baix Llobregat, que votó en sentido contrario, el crecimiento ha sido notablemente mayor: casi 7,5 puntos.

Gráfico con los avances informativos de las 18.00 en 2012 y 2015.

Los avances de participación son, en unas elecciones tan polarizadas como las de este 27-S, un buen indicador para predecir los resultados finales de los dos grandes bloques que se miden en las urnas: el partidario de una independencia unilateral y el que propone otras vías para resolver la cuestión independentista. Esto es así porque existen localidades, comarcas y barrios en algunas ciudades que en el pasado han votado de forma masiva hacia una u otra opción. Seguir este domingo la participación en estas plazas nos permite obtener un indicador, muy fiable según los expertos, de lo que puede ocurrir.

Las zonas con mayor apoyo a las candidaturas independentistas tuvieron en 2012 una movilización notablemente mayor al resto, en un patrón histórico que se ha repetido desde las primeras elecciones catalanas de 1980. En 2012, muchas localidades donde CiU, ERC y la CUP obtuvieron un apoyo masivo, la participación superó el 75%. En cambio, en las zonas menos soberanistas, esta cifra se quedó en algo menos del 65%. La novedad de esos comicios, sin embargo, fue que esa diferencia se redujo al crecer más la participación en estas últimas zonas. Con la tendencia de hoy parece ser que esa diferencia de movilización se va a reducir aún más. 

Aunque el avance de participación de la una de la tarde ofreció un primer indicador basado en datos sobre el desarrollo de la jornada electoral, este debe ser tomado con cautela ya que los ritmos de votación no siempre siguen los mismos patrones en todas las mesas. En 2012, aunque la variabilidad fue muy alta, las plazas independentistas tendieron a ser más madrugadoras a la hora de acudir a las urnas.

Más información