Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos colocan a exediles en la Diputación de Barcelona

Un tercio del personal eventual es ratificado en su cargo

Los nombramientos de los cargos de confianza en las Administraciones públicas vuelven a generar polémica. Varios concejales que no salieron electos en las pasadas elecciones municipales de mayo han encontrado refugio como cargos de confianza en la Diputación de Barcelona. El ente supramunicipal ha publicado hace una semana su nuevo cartapacio, en el que aparecen 36 nombramientos de los asesores de los partidos políticos. El sindicato CGT ha criticado este lunes en una nota de prensa que “se está usando la institución para resituar dirigentes que han perdido su escaño o para ahorrarse un sueldo del partido”.

Dos de los casos más llamativos son el de los ex regidores de Barcelona David Escudé (PSC) y Alberto Villagrasa (PP). Ambos no salieron reelegidos, por un puesto, en las pasadas elecciones municipales tras la deblacle de sus correspondientes partidos políticos. Villagrasa, abogado de formación, fue diputado provincial la pasada legislatura y ahora será coordinador del grupo del PP en el ente provincial. Además es un cargo orgánico dentro del partido: secretario general de la provincia de Barcelona.

Escudé, por su parte, es primer secretario del partido en el distrito de Sant Martí y consejero nacional del de la formación. Hace parte del sector de los barbuts, como se conocen a los secretarios de las agrupaciones y que tienen un gran peso dentro del partido.

Los sueldos de estos cargos en la Diputación oscilan entre los 3.500 y los 6.642 euros al mes. El anuncio de nombramiento, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona, solo discrimina los cargos como asesor, cordinador y coordinador adjunto. Escudé es asesor y Villagrasa, coordinador.

Una portavoz de la Diputación ha explicado que el ente puede contratar un máximo de 92 asesores, los mismos a los que tiene derecho Barcelona ciudad. Esta fuente no ha explicado cuántos corresponden a los grupos y cuántos al gobierno, por lo cual es posible que en los próximos días haya más nombramientos por parte de la CUP y Ciutadans.

Diez de los cargos de confianza, un tercio del total, repiten como asesores. Tal es el caso del socialista Joan Roma Cunill, alcalde de Borredà desde 1991 y ex diputado en el Parlament. Lo mismo sucede con Laura Costa, miembro de la dirección nacional de CDC y segunda teniente de alcalde de Sant Celoni. Los cargos no pueden recibir dos salarios públicos, por lo cual suelen renunciar al de menor cuantía.

Entre las nuevas incorporaciones están Víctor Francos, ex mano derecha del ex jefe socialista Pere Navarro en el partido y actual primer secretario socialista en Cerdanyola del Vallès. El vicesecretario general de coordinación interna y territorio de Esquerra Republicana, Eduard López Domènech, también se estrena como coordinador adjunto del grupo en la Diputación.

Una de las candidatas de Catalunya Sí que es Pot a las elecciones autonómicas de septiembre también repite como cargo de confianza. Se trata de la ecosocialista Noemí Ayguasenosa, que fue asesora del candidato de Junts pel Sí, Raül Romeva, en el Parlamento Europeo.