Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
HOMILIA DEL OBISPO DE SAN SEBASTIÁN

Munilla critica a todos los partidos por “deconstruir matrimonio y familia”

Critica que la nueva "ideología de género", de lo "políticamente correcto" es una metástasis del marxismo

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla Ampliar foto
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla EFE

 El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha lamentado este sábado que la sociedad española está avanzando de forma peligrosa hacia un "falso humanismo" que bajo la apariencia de lo pacífico y "adornado de ciertos valores éticos" pretende imponer otros radicalmente contrarios "a la ley natural y a la ley divina" cuya principal consecuencia va a ser la "deconstrucción del matrimonio y de la familia".

Si el pasado año cuestionó el papel del PP al frente del Gobierno por no mostrar en la reforma del aborto la misma firmeza que demostró para sacar adelante la reforma laboral, este año ha augurado durante la homilía de la misa en honor de la Virgen celebrada en la basílica de Santa María del Coro de San Sebastián, que, de mantener los gobernantes esa pasividad, es "previsible" incluso que en el futuro los católicos tengan que "pagar un precio alto por mantener una conciencia crítica frente a ese pensamiento único". Aunque no es la primera vez que el prelado advierte de que los cristianos podrían volver a ser perseguidos por sus ideas, sí es nuevo que critique a todos los partidos políticos al asegurar que los supuestos contendientes "no presentan diferencias sustanciales en lo que al pensamiento antropológico y moral se refiere".

Un tanto apocalíptico ha relatado que hoy en día, un secularizado de derechas piensa sustancialmente lo mismo que un secularizado de izquierdas. "Y es importante que tengamos la clarividencia necesaria para percatarnos de que lo que llamamos políticamente correcto, finalmente, convertido en ley, se identifica con la 'ideología de género', la cual tiene en su agenda la deconstrucción del matrimonio y de la familia por tratarse del único bastión que se le había resistido al 'señor del mundo' de cara a poder controlar a su antojo la misma humanidad".

Es la profecía de un falso humanismo"

El prelado ha recomendado encarecidamente a los asistentes la novela "Señor del Mundo", de Robert Hugh Benson, de la que ha extraído algunas de las predicciones, que el Papa Francisco ha citado también en varias ocasiones, porque entiende que, pese a estar escrita en 1907, "uno tiene la sensación de estar contemplando en ella la radiografía de nuestros días". Según ha dicho, se trata de "una profecía de la llegada de un falso humanismo mundial, de apariencia pacífica que en nombre de lo "políticamente correcto se empeña en reducir el cristianismo a su dimensión privada, expulsándolo de la vida pública.

En su relato define ese proceso como una extensión del cáncer del marxismo. Así ha descrito que tras la caída del Muro de Berlín se llegó a pensar que se había iniciado un nuevo orden mundial sin necesidad de ideologías políticas, pero en pocos años la cultura fue asumiendo una nueva ideología, la de "género", que "está ocupando el rol de alma de Occidente, anteriormente disputado por el marxismo y el humanismo cristiano". "La ideología de género no es sino una metástasis del marxismo, asumida ahora por la cultura secularizada, mayoritaria en Occidente", y que ha sido diseñada para confrontarse con la familia y con la misma concepción natural del hombre.

Munilla, que defiende en su libro educativo Sexo con alma y cuerpo, que la masturbación es una especie de violencia sobre el cuerpo porque le arranca placer sin amor, y advierte de que la pornografía no solo daña a quienes se ofrecen para ser fotografiados, sino también a quienes la contemplan, finaliza su homilía asegurando que "el hombre no es feliz cuando recorre los caminos de su propio orgullo, sino cuando acepta su verdad y su condición de hijo de Dios".