Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sumarroca sale en libertad después de pagar 600.000 euros de fianza

El empresario está acusado de pagar comisiones ilegales al exalcalde de Torredembarra

La Guardia Civil registra la sede de una de las empresas de Sumarroca.
La Guardia Civil registra la sede de una de las empresas de Sumarroca.

Jordi Sumarroca ha dejado este martes la prisión después de pagar 600.000 euros de fianza. El empresario se encontraba encarcelado desde el pasado 24 de julio, cuando fue detenido por la Guardia Civil por su implicación en el caso de corrupción que salpica al Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona). La Audiencia Provincial ha aceptado los argumentos de la defensa, que recurrió la prisión sin fianza decretada por el juez instructor.

La Audiencia, según una portavoz de la familia, considera que Sumarroca ha sido investigado durante más de un año y ha entregado durante ese tiempo toda la documentación que ha sido requerida. Asimismo, asegura que en el registro policial de su domicilio, los investigadores pudieron llevarse el material que consideraron fundamental para el caso. Por ese motivo, alegan fuentes de la defensa, la Audiencia ha considerado inexistente la posibilidad de que destruya pruebas si queda en libertad. En el auto que ha notificado a las partes, la Audiencia remarca que la orden de prisión sin fianza no concreta qué diligencias se podrían ver comprometidas si Sumarroca quedara en libertad.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell ordenó el pasado 24 de julio el ingreso en prisión sin fianza para Sumarroca, acusado de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la administración pública. Sumarroca, hijo del fundador de Convergència Carles Sumarroca Coixet, y hombre fuerte de los negocios de la familia, fue acusado de ser el cerebro del grupo empresarial, sobre el que pesa la sospecha de haber pagado 1,43 millones del exalcalde de Torredembarra, Daniel Masagué, para encubrir el pago de comisiones ilegales vinculadas a la adjudicación de obra pública.

También fueron detenidos la prima de Jordi, Susanna, su tío Joaquim y el socio de la familia Marià Júdez, en condición de administradores de algunas de estas sociedades. Los tres quedaron en libertad con cargos. A todos se les acusa de cohecho, blanqueo y un delito contra la Administración pública. Daniel Masagué también fue imputado por los mismos delitos y se negó a contestar las preguntas de la Fiscalía y el juez.  

La Audiencia ha atendido así el recurso que le planteó la defensa, que consideró "desproporcionada" la orden de prisión sin fianza, alegando que no había riesgo de destrucción de pruebas porque había sido investigado de forma exhaustiva durante más de un año, había entregado al juzgado toda la documentación que le habían solicitado y habían registrado su casa y sus oficinas.