Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Literatura en el subsuelo de Madrid

Bibliometro cumple 10 años con más de 100.000 usuarios y 1.500 obras distintas

Una bilbiotecaria atiende a un usuario en el Bibliometro de Nuevos Ministerios.
Una bilbiotecaria atiende a un usuario en el Bibliometro de Nuevos Ministerios.

Los 1.500 libros de la caseta de Bibliometro de Nuevos Ministerios, la primera que se abrió hace justo diez años, no están organizados por secciones. Los ejemplares se mezclan sin pudor con el número que se les ha asignado en función de su llegada. Al lado de Las Rimas de Bécquer está la colección de Manolito Gafotas. Después, un clásico de la literatura rusa, Vladímir Nabokov, seguido del último Premio Cervantes, Juan Goytisolo, al que se le pegan las tapas con los libros del escritor portugués José Saramago. En este caseta de ocho metros de largo y dos de ancho, Lucía Álvarez, de 34 años, se ha encargado de prestar y recoger las 300 novelas que han sido leídas y devueltas solo en los últimos 15 días.

Bibliometro, el servicio de préstamo de libros organizado conjuntamente entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, cumple una década esta semana. En esta estación, donde estas minibibliotecas comenzaron su periplo literario en el subsuelo de Madrid el 27 de julio de 2005, los lectores se mezclan con los turistas despistados. Beatriz Fernández, de 39 años, llega a la caseta después de un grupo de ingleses perdidos que preguntaban por la Gran Vía. Fernández, que usa Bibliometro casi desde que abrió, es una veterana de este servicio. Se lleva a su casa El Jardín Olvidado, de Kate Morton, y Mi color favorito es verte, de Pilar Eyre. “No estoy al día porque hace unos meses que no leo. He cogido lo que me ha recomendado Lucía [la bibliotecaria]. Suelo escoger unos libros u otros en función de mi estado de ánimo”, dice Fernández, que suele leer novela histórica y que profesa predilección por las mujeres escritoras.

Fernández suele leer novelas, aunque no siempre los usuarios demandan este género. “Muchas veces solicitan libros que no tenemos: de autoayuda, monografías, obras divulgativas y guías de viaje. También me piden obras en inglés, por la cantidad de extranjeros que llegan a esta estación”, cuenta Álvarez. Los ejemplares, que poco a poco van creciendo con nuevas aportaciones en primavera y otoño, son elegidos por un comité de bibliotecarios del Ayuntamiento y la Comunidad, que son quienes aportan el dinero para la compra.

Diez años de Bibliometro

Bibliometro, el servicio de préstamo de libros en el suburbano de Madrid organizado conjuntamente entre la Comunidad y el Ayuntamiento, ha cumplido diez años esta semana. En este década se han superado los 100.000 usuarios, con 12 minibibliotecas en diferentes estaciones de metro y 18 empleados.

Esta red cuenta con más de 1.500 títulos distintos —en 2005 comenzó con 300 obras diferentes— y casi 100.000 ejemplares. Además, cada primavera y otoño se incorporan nuevos títulos seleccionados por un comité de bibliotecarios del Consistorio y de la Comunidad.


La idea de Pedro Rollán, consejero de Transporte, Infraestructura y Vivienda, es añadir nuevos géneros. A él, que le gustan los libros de viajes, le gustaría reforzar este tipo de obras. “Creo que es una forma estupenda de conocer nuevos entornos y descubrir su historia”, explica. Bibliometro, que tiene más de 100.000 usuarios, cuenta con 1.500 obras distintas y casi 100.000 ejemplares.

Entre los más leídos están El tiempo entre costuras, de María Dueñas; En el país de la nube blanca, de Sarah Lark, o El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson. Pero para Miguel Grueso, de 34 años, no todos son superventas, y su elección de este miércoles es Lo más importante es saber atravesar el fuego, un libro de poemas del escritor americano Charles Bukowski. “Intento coger a los clásicos, que son los que quiero conocer”, dice Grueso, que suele utilizar varios de los 12 puestos que tiene Bibliometro en la red de trenes. Hoy se lleva prestado el poemario en Nuevos Ministerios y para la semana lo dejará en Canal, que también tiene caseta y queda al lado de su casa: “Es muy cómodo en ese sentido. Un día coges un libro en una estación y al siguiente lo dejas en otra”.

Los libros más leídos

En todo este tiempo los cinco libros más prestados han sido El jardín olvidado, de Kate Morton; En el país de la nube blanca, de Sarah Lark; Palmeras en la nieve, de Luz Gabás; El tiempo entre costuras, de María Dueñas; y El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson.

En 2014 el título más solicitado fue La felicidad es un té contigo, de Mamen Sánchez, mientras que en el último mes con datos (junio de 2015) el libro con más éxito ha sido Del color de la leche, de Nell Leyshon.

Más información